Zombieland: Tiro de gracia

LAUD Zombieland.jpg
Foto: Imagen de la promoción de la película Zombieland: Double Tap

La segunda entrega de tierra de zombis continua con mucho rock, sangre, muertos vivos, más rápidos, inteligentes y hippies.

¿Mejor que la primera? Es la clásica pregunta que nos hacemos cuando encontramos que una buena película tiene su segunda entrega, sin embargo, aquí ese cuestionamiento crece a la primera producción.

Hace 10 años Zombienland creo un gran debate debido al humor que le imprimió al género, en ese momento se pudo hablar de un consenso en el que esta era una película de zombis para no expertos en zombis lo que la catapultó en una especie de culto gracias a la sencillez de su trama en la que brillaba el reparto.

Un vaquero violento solitario, un nerd apegado a sus reglas de supervivencia y una pareja de hermanas picaras que explotaban la supuesta inocencia infantil y la sensualidad de la mayor para timar a quien se le cruzará en el camino.

En esta entrega los cuatro personajes son una familia poco convencional o pueda que no tanto, ya que en la adolescente aflora la rebeldía y la necesidad de encontrar el amor, la necesidad de cambio de la pareja y esa figura paterna que parece asfixiante.

Pero, no están solos, están obligados a dejar la Casa Blanca, en medio del viaje aparecen personajes refrescantes pero estereotipados como ninguno, un hippie fuma hierba, fusila canciones mientras encanta a las jóvenes con su discurso, guitarra y la promesa de paz por siempre. Una rubia tonta, hermosa. Una mujer fuerte de carácter y físico y dos de los personajes masculinos que despertarán una divertida confrontación.

Entretenimiento, acción, sangre, muertes violentas, comedia y romance hacen de ‘Zombieland: Tiro de gracia’ un refresco para disfrutar en las salas de cine. Por favor espere los créditos que tendrán a uno de los cameos más esperados de la producción.

Y sí esta entrega es mejor que la primera.

Share this