Ya no existen el 90 % de los humedales en el mundo

humedal_.jpg
Foto: www.geoenciclopedia.com

El reciente informe del Planeta Vivo de WWF, revelo grandes pérdidas en mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces.

El informe Planeta Vivo es un estudio bianual elaborado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) que cuenta con la cooperación de la Sociedad Zoológica de Londres, este año evidencio alarmantes cifras de pérdida de ecosistemas, biodiversidad y degradación, por la sobreexplotación de recursos en todo el mundo.

De acuerdo con este informe, de las casi 21.000 poblaciones de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios analizados en todo el planeta, el 68 % en promedio muestra un declive, un descenso registrado entre 1970 y 2016.

las especies de América Latina y el Caribe están entre las más golpeadas, sufriendo una reducción del 94 %. “América Latina, ha tenido una transformación acelerada a partir de finales de la década de 1960, y esa transformación de los ecosistemas no ha cesado” según e informe.

“Estamos llegando a un punto de no retorno... los frentes de deforestación noroccidental y sur oriental de la Amazonia han estado activos. Estamos perdiendo la conectividad entre la Amazonia y Los Andes. En Colombia, Bolivia, Perú y Venezuela también se han dado cambios drásticos por la deforestación”, explica Luis Germán Naranjo, director de Conservación y Gobernanza de WWF Colombia y uno de los editores del informe.

En América la pérdida de biodiversidad se debe en un 51,2% a los cambios de uso de suelo, incluyendo la pérdida de hábitat y la degradación de los suelos. Los cambios comunes son causados por la agricultura insostenible, la infraestructura, el crecimiento urbano, la producción de energía y la minería.

El informe señala que, desde el siglo XVIII, el 90 % de los humedales del planeta ha desaparecido. “Al afectarse los sistemas de agua dulce no solo afectamos a las especies sino principalmente a nosotros mismos”, dice Naranjo.

Pese a las cifras alarmantes, el reporte también indica que existen ecosistemas que aún se mantienen prácticamente “sin huella humana”. Entre estos lugares se consideran algunos sectores de la Amazonia, principalmente en Brasil. “Aún existen áreas de conservación muy grandes”, comenta Naranjo.

Share this