Y seguiremos rindiendo homenaje a Gabriel García Márquez

ESPECIAL GABO.png
Foto: LAUD

En Revista de la Mañana escritores, periodistas y estudiosos de la obra del nobel de literatura recordaron sus diferentes facetas.

Desde que se conoció la triste noticia de la partida del creador del realismo mágico, los diarios del mundo entero no han parado de registrar la incidencia de García Márquez en la literatura universal.

Su rigor periodístico, la pasión por el vallenato, sus altibajos económicos, la importancia de su inseparable compañía Mercedes Barcha y cómo no, los pormenores de ‘Cien años de soledad’, ganadora del premio nobel de literatura en el año 1982 hacen parte del recorrido bibliográfico que hoy por hoy se le hace al escritor.

El jueves varios escritores acompañaron a los oyentes de  LAUD 90.4 FM ESTÉREO  con un especial, el escritor Nahúm Montt recordó que Úrsula Iguarán también murió un jueves santo, Rigoberto Gil doctor en literatura se refirió al amor que unía al escritor por México y Andrés Salcedo habló de la crónica Barrio Abajo que registral el lugar natal del nobel. Escuchar especial.

El columnista y periodista Óscar Alarcón contó en Revista de la Mañana la gran anécdota que le acompaña cuando trabajaba en el diario El Espectador y Gabriel García Márquez le pidió transcribir el ‘Relato de un náufrago’,  recordó su último encuentro “charlamos por más de una hora y me quedó la duda si como consecuencia del alzhéimer él sabía con quién hablaba”.  Escuchar entrevista.

Joyas de colección entregó a sus lectores El Espectador

Con ediciones impecables, entre ellas una extra el jueves santo, El Espectador presentó diferentes facetas de García Márquez. Grandes plumas recrearon su relación con la reportería, el trabajo como enviado especial a París donde escribió ‘El Coronel no tiene quien le escriba’ y nuevamente presentó artículos de puño y letra del nobel como la crónica que escribió diez años después de los ataques nucleares que dejaron en ruinas la ciudad de Hiroshima, en esa ocasión entrevistó a un sacerdote jesuita que sobrevivió y visitó a Bogotá.

En este medio masivo en el año 1947 empezó a publicar los días sábados en la sección de cultural y allí mismo dio a conocer ‘Relato de un náufrago’, la serie de  catorce crónicas basadas en las entrevistas realizadas al sobreviviente Luis Alejandro Velasco.

Jorge Cardona editor general de El Espectador  se refirió al paso de Gabo por el diario y a las ediciones que con antelación tenían preparada “quisimos hablar de su importancia y su cotidianidad”. Escuchar entrevista.

“Me duele su muerte, pero sé que fue un hombre feliz, vivió una vida a plenitud y nos dejó su obra”

La poeta colombiana Piedad Bonett así se refirió al deceso del escritor. Desde muy joven se acercó a Cien años de soledad “en unas vacaciones en Sucre por primera vez leí la novela y la he releído unas ocho veces” y desde ahí se enamoró, se dedicó a estudiar su obra completa y a multiplicarla a través de la enseñanza.

Bonnet recordó las enseñanzas, delicadeza y precisión que caracterizaron a García Márquez a la hora de narrar “por eso me apasionó describir a García Márquez”. Escuchar entrevista.

Desde el año 90 conocíamos parte de su obra ‘En agosto nos vemos’

Esto afirmó Federico Díaz Granados poeta y familiar del escritor, quien no se atrevió a especular si se va a aprobar la publicación de la novela que estaba corrigiendo García Márquez.  

Claudio López Lamadrid director de la división literaria de Pengüin Random House manifestó al respecto: “Estaba al punto de cierre, pero no la terminó por eso, por lo perfeccionista que era. Le costaba concluirla y no quería que se publicara de momento”. Por ahora la decisión queda en manos de su familia.  Aquí puede leer el primer capítulo.

Díaz Granados mencionó algunos aspectos relevantes de las novelas “la presencia de Gabriel García Márquez marcó la vida literaria de mi papá –José Luis Díaz Granados primo en segundo grado de Gabo-” y también hizo alusión a la Bogotá que incluyó en algunos escritos como en ‘Vivir para contarla’.

Finalmente calificó de mezquina la crítica que algunos sectores hacen del rol que el nobel debió cumplir en el país “creo que el gran regalo de él fue darnos identidad, no tenía por qué darnos más”. Escuchar entrevista.

Share this