Viche, arrechón y tumbacatre, reconocidas por la Corte Constitucional

laud-bebidas-afros-medium.jpg
Foto: Medium

El alto tribunal expidió el fallo que permite el monopolio y comercialización de las bebidas tradicionales de las comunidades afrodescendientes.

En el año 2016 se expidió la Ley de Monopolios Rentísticos 1816, que dispone a los departamentos como únicos autorizados para producir y comercializar licores destilados en la región, a excepción de las comunidades indígenas que se les permite explotar sus propias bebidas. En el articulado no se incluyeron aquellas correspondientes a los pueblos afrodescendientes, que a saber son: viche, arrechón y tumbacatre. Pero ahora la Corte Constitucional falló a favor de dichos productos para que no fueran descartados y por el contrario se protegieran y reconocieran.

El logro se dio gracias a la demanda interpuesta ante el alto tribunal por Audrey Mesa Mosquera de la mano de la Fundación ACUA-Activos Culturales Afro y el Grupo de Acciones Públicas –GAP de la Universidad del Rosario. LAUD 90.4 FM ESTÉREO dialogó con Daniela Yepes García, coordinadora del GAP y afirmó: “Fue una estrategia de litigio que consistió en presentar cartas a las Corte por parte de las comunidades solicitando el reconocimiento, a ello se le sumó el trabajo en equipo entre abogados y los vicheros del Pacífico”

Y añadió: “Lo más importante fue recibir ese espaldarazo que resalta el valor que tienen las bebidas para la cultura afro, pues hace parte de sus celebraciones autóctonas y su estilo de vida”.

Según la invitada la norma permitirá que el grupo étnico pueda producir, comercializar, explotar económicamente y monopolizar los tres licores. Sin embargo, el reto que se viene es la formalización debido a que las autoridades sanitarias exigen procesos que buscan garantizar estándares de calidad, pero algunos riñen con los pasos de fabricación artesanal de los productos.

En otras palabras: “Es necesarios tener flexibilización en las normas, dialogar y llegar a puntos de acuerdo para que las autoridades tengan la certeza que las bebidas son de alta calidad aun siendo elaboradas de manera tradicional y sin perder la esencia cultural” expresó Yepes.

Con el fin de socializar, legalizar y visibilizar los licores, se instaló una mesa de concertación con el Ministerio de Cultura, Ministerio de Salud, Ministerio de Comercio y el INVIMA. No obstante, la tarea no ha sido fácil: “Las mesas las realizan directamente las comunidades, pero la sensación es que hay muchos intereses particulares y sus propuestas no igualan las de los otros gremios. La importancia de la participación no es tener una silla, sino una voz” aseveró la invitada.

Aunque los retos son varios los vicheros están dispuestos a negociar, dialogar y hacer empresarios porque consideran que esta es una gran oportunidad para el empuje cultural y económico de su comunidad.

Ver entrevista completa aquí:

Share this