Vallenato para no vallenateros

Festival-Vallenato (1).png
Foto: Festival Vallenato

El senador Iván Cepeda, el músico Alejandro Gomes-Casseres (Aterciopelados, Ciegossordomudos),  el escritor Carlos Luis Torres y el experto musical Jorge Naín analizaron el vallenato desde sus vivencias.

No es nada fácil poder decir con claridad cuál es la realidad actual de la música vallenata. Es evidente que la fuerza del  reaggaetón lo ha desplazado de la Frecuencia Modulada (FM) en Bogotá, La Vallenata desapareció para darle paso a Las 40 Principales. Radio Uno, ya no es la misma emisora especializada en la música del Caribe cuando estaba en el AM, de eso ya han pasado varios lustros. Hoy el reggaetón mata vallenato, pero esa afirmación es válida con el rock, merengue, rancheras, boleros y demás géneros.

A pesar de eso, es evidente la fuerza de la cultura vallenata a lo largo de la historia permeado a todo el país. Por ejemplo, después de 25 años la música del Binomio de Oro y la memoria de Rafael Orozco siguen intactas, el tiempo no los afecta en lo absoluto. Los decesos de las nuevas figuras como Kaleth Morales y Martín Elías evidencian la frescura, la renovación y la importancia de las nuevas voces.

Escalona, Diomedes, Oye bonita y ahora los Morales son una muestra de calidad visual que ha desarrollado la televisión gracias a este género musical. El cine nacional también le rindió tributo con la vida de Kaleth Morales. Un joya completa es el extraordinario musical ‘Los viajes del viento’ de Ciro Guerra, cinta que recrea con maestría el primer Festival Vallenato.  

Pero, debe ser la literatura la que más ha gozado con el vallenato. ‘Pa’ que se acabe la vaina’ es un ensayo que intenta explicar el porqué somos así los colombianos. William Ospina usa una frase de la ‘Gota Fría’ para conectar la solución a los problemas de nuestro país. Sin embargo, es ‘Cien años de soledad’ el mejor ejemplo del impacto de la música en la vida de un creador. En un libro de entrevistas en las que participó como compilador Gustavo Cobo Borda, Gabriel García Márquez contestó: "Sin lugar a dudas, creo que mis influencias, sobre todo, en Colombia, son extraliterarias. Creo que más que cualquier otro libro, lo que me abrió los ojos fue la música, los cantos vallenatos [...] Me llamaba la atención, sobre todo, la forma como ellos contaban, como relataban un hecho, una historia [...] Con mucha naturalidad [...] Esos vallenatos narraban como mi abuela"

El vallenato está presente en nuestras vidas, así no seamos fanáticos del acordeón, la caja y la guacharaca. Por esa razón invitamos a diferentes voces, de distintas zonas del país, con profesiones diversas a hablar de vallenato en el programa ‘Revista de la Mañana’. Aquí Puede escuchar el especial  vallenato para no vallenateros  realizado con  los comentarios del senador Iván Cepeda, el músico Alejandro  Gomes-Casseres (Aterciopelados, Ciegossordomudos),  el escritor Carlos Luis Torres y el experto musical Jorge Nain analizando el vallenato desde sus vivencias.

Escuchar audio.

Share this