Vacíos en la reglamentación sobre personal que atiende droguerías

laud-reglamentacion-medicamentos.png
Foto: miradaprofesional

Errores en la dispensación de medicamentos en las droguerías de Colombia, y que ya han cobrado vidas, hace que se replantee el tipo de reglamentación que hay al respecto.

Existe el Decreto Único Reglamentario del Sector Salud 780 de 2016, que tiene incluidas las funciones del expendedor de drogas. El mencionado decreto solo dice que la credencial será para poder ejercer la dirección de las droguerías.

En la sección 5 se establece que la credencial de expendedor de drogas es el documento por medio del cual el Ministerio de Salud y Protección Social o su autoridad sanitaria delegada, autoriza a las personas naturales para ejercer la dirección de una droguería en todo el territorio nacional. 

En el mismo decreto se establecen las obligaciones de los dispensadores de medicamentos (Artículo 2.5.3.10.18) y en el artículo siguiente las prohibiciones a las que están sujetos.

Sin embargo, no establece quién puede cumplir con las funciones de dispensación dentro de las droguerías.

El Grupo de Acciones Públicas, GAP, de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, llama la atención de que hay en Colombia una reglamentación con vacíos.

Anamaría Sánchez, abogada del GAP dijo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO que no se puede decir que no existe una regulación al respecto. “En realidad, una buena parte del Decreto Único Reglamentario del Sector Salud se dedica a tratar el asunto. Incluso, la normativa se refiere tanto a las calidades requeridas para ser ‘expendedor de drogas’, es decir, la persona que puede dirigir una droguería, como a las obligaciones del ‘dispensador de drogas”, quien hace la entrega efectiva de los medicamentos. Sin embargo, del estudio de la norma que realizó el Grupo concluye que la reglamentación es insuficiente e incompleta. Escuchar entrevista.

Vacíos en la norma:

  • Se hace referencia al expendedor solamente para referirse a quien administra el establecimiento, mientras que no hay claridad respecto de quién es la persona autorizada para la dispensación del medicamento, ni cuáles son las calidades que debería presentar esta persona.
  • Requisitos poco rigurosos para obtener la credencial como “expendedor de drogas”, los cuales no se compadecen con la delicada importancia que tiene el oficio de administrar la entrega de los medicamentos a los colombianos.
  • El único requisito para obtener tal reconocimiento y así dirigir una droguería, es acompañar la solicitud con una declaración de dos químicos farmacéuticos o médicos graduados, en la que afirmen que el peticionario cuenta con una experiencia no menor a diez años como empleado vendedor en droguerías.
Share this