Uso de dispositivos móviles en ciclistas factor determinante en accidentalidad

laud-ciclistas.JPG
Foto: LAUD

De acuerdo a un informe de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, ANSV, en lo corrido de 2019 fallecieron en Colombia 168 ciclistas y 1.003 más quedaron gravemente heridos en accidentes de tránsito.

Ante esta realidad, Observatorio Nacional de Seguridad Vial, de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, se dio a la tarea de investigar esas prácticas que los ciudadanos ejercen en el día a día y que aumentan el riego de accidentalidad para los ciclistas.

De acuerdo a información del Observatorio, a mayo de 2019 fallecieron en Colombia 168 ciclistas y 1.003 más resultaron gravemente heridos en siniestros viales. En ellos, el 41.4 % de los casos, el choque involucró un vehículo particular, mientras el 27.8 % implicó a un motociclista.

La primera de las exploraciones consistió en una medición para determinar cuántos ciclistas utilizan audífonos en sus recorridos, hecho que disminuye hasta en 50% la percepción del entorno como ruidos, pitos, frenadas, etc., y se pudo evidenciar que 5 de cada 10 ciclistas utilizan de manera regular estos dispositivos que, si bien no están prohibidos por Ley, incrementan la probabilidad de un choque.

También se determina que una conversación telefónica que supere los 2 minutos de duración hace que el cerebro privilegie el contenido de la llamada sobre la concentración necesaria para conducir de manera segura.

Así mismo se examinó sobre la cantidad de ciclistas que de manera frecuente violan la señal de “Pare” en un semáforo y como resultado se determina que 8 de cada 10 no respetaron la luz roja. Lo que comprueba que esa riesgosa práctica es determinante en los 168 siniestros que se han presentado durante los primeros 5 meses del 2019 por no respetar una señal de tránsito.

De igual forma, en lo corrido del presente de este año, la Policía de Tránsito ha tenido que sancionar a 11.460 ciclistas por no respetar las normas de tránsito.

Por último, en el desarrollo del ejercicio se instaló una cámara en el marco de una bicicleta para evidenciar los riesgos a los que se exponen algunos ciclistas al desconocer el concepto de los puntos ciegos de los automotores, donde los “ángulos muertos”, que existen en todo automotor limitan el campo de visión del conductor, generando zonas de riesgo que pueden alcanzar hasta 30% del perímetro del vehículo, lo que aumenta la posibilidad de un siniestro vial.

Luego del trabajo de campo, el llamado del director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Luis Lota, es que a través de esos procesos de sensibilización y convivencia con todos los actores viales que ayudan al cuidado de los usuarios más vulnerables como peatones y ciclistas, es importante ser conscientes del respeto por las señales de tránsito.

Share this