Una oportunidad para que los abuelos cuenten sus relatos

Abuelos.png
Foto: Facebook Historias en Yo Mayor

Llega la sexta versión de “Historias en Yo mayor”, un espacio en donde las personas mayores pueden contar sus cuentos.

Con el objetivo de dar a conocer las narraciones de los abuelos, su creatividad, memoria, capacidad y esfuerzo; la Fundación Saldarriaga Concha y la Fundación Fahrenheit 451 lleva a cabo la sexta versión del concurso “Historias en Yo Mayor”.

Para esta nueva versión la temática se centrará en relatos de esperanza y tradición. La selección de las historias las realizará un jurado calificado, mientras que otras serán escogidas por el público a través de la página web. Los ganadores podrán obtener estímulos de hasta dos millones de pesos, que serán entregados en la ceremonia oficial a principios del 2018.

Las historias ganadoras y las menciones de honor de la categoría escrita, se publicarán en un libro de antología. Por otro lado, las narraciones ganadoras y con menciones en la categoría oral, se registrarán en formato audiovisual con cada uno de los autores, para luego ser publicadas en la web

.

Para promover la participación de las personas de tercera edad, se han diseñado “laboratorios exprés” en donde se realizarán talleres para que los abuelos tengan herramientas narrativas para sus historias. Las actividades se realizarán en Bogotá, Cali, Tunja, Duitama, Sogamoso y Buenaventura.

Por otro lado, y con el objetivo de que la tecnología no sea una excusa para participar en el concurso, se adelantarán jornadas de grabación de historias en diferentes ciudades del país. En Bogotá se destinarán cinco estaciones de grabación.

Los colombianos mayores de 60 años pueden participar con historias de su autoría, en las categorías oral y escrita, hasta el próximo 7 de octubre. Los interesados pueden inscribirse a través de la página web del concurso y allí encontrarán un detallado tutorial de cómo puede enviar su historia.

Para las personas que se encuentren en las ciudades anteriormente mencionadas, también pueden entregar sus narraciones en formato físico a bibliotecas y centros culturales acreditados para tal fin.

*Con información de la Fundación Fahrenheit 451 y la Fundación Saldarriaga Concha.

Share this