Trump da su discurso del Estado de la Unión en medio de un país dividido

DONALD TRUMP -web.jpg
FOTO: REUTERS

El presidente norteamericano rindió cuentas al país un día antes de definir su futuro en el marco de un tenso juicio político en su contra.

En su tercer discurso del Estado de la Unión desde su posesión en 2017, el mandatario estadounidense, Donald Trump, se dirigió a su nación con un mensaje reeleccionista y de reivindicación frente a lo que ha sido un juicio político que fue convocado desde finales del año pasado.

Desde Washington, Trump buscó afirmar lo positivo de su gestión en cuanto a las políticas exteriores, económicas y sociales, dirigiéndose a un Congreso dividido que decidirá este miércoles 5 de febrero, si el gobernante está inmerso en una serie de delitos de Estado que podrían sacarlo de la presidencia.

Así mismo, el polémico gobernante protagonizó varios momentos que fueron rechazados por la bancada demócrata, como la descortesía con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien se quedó con la mano estirada al saludar al Mandatario. Ella por su parte, rompió las hojas del discurso cuando Trump finalizó su exposición.

Por otra parte, recibió críticas la condecoración del conservador Rush Limbaugh con la Medalla Presidencial de la Libertad. Limbaugh, quien atraviesa una penosa enfermedad, se ha caracterizado por utilizar una plataforma radial que critica duramente a los demócratas bajo una agenda de extrema derecha en el país.

En otro momento, se presentó ante el recinto legislativo a Juan Guaidó, quien es reconocido por varios países como el presidente interino de Venezuela y quien fuera ovacionado por las bancadas tanto demócratas como republicanas el día de ayer.

Por último, Trump se mostró absolutamente positivo con lo que han sido tres años de gobierno, destacando el poderío del ejército, la seguridad fronteriza y la desaparición de la pobreza. Esto, por supuesto, fue puesto en tela de juicio por sus opositores en el Congreso, quienes manifestaron que fue una “campaña de desinformación y reeleccionista”.

En la tarde de este miércoles, se podría definir el futuro político de uno de los hombres más poderosos del planeta con la votación del ‘impeachment’ al interior del mismo Congreso que el martes lo tuvo como orador.

 

Share this