Tragedia en Manizales

Manizales.jpg
Foto: cruzrojacolombiana.org

17 personas muertas, decenas de damnificados, más de 70 viviendas colapsadas y 400 familias evacuadas es el saldo que hasta el momento han dejado las fuertes lluvias en la ciudad de Manizales.

El Ingeniero, Marinson Buitrago, Sub Director de Socorro Nacional Cruz Roja Colombiana, dijo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, que  las Cruz Roja Colombiana participa con 63 voluntarios distribuidos en las zonas de la emergencia. Las acciones en las que se encuentran los voluntarios y empleados de la institución son: Búsqueda y Rescate, Apoyo Psicosocial, Identificación de heridos, Censos, Ayudas Humanitarias y Atención Pre Hospitalaria.

A su vez señaló que se ha realizado activación preventiva en las seccionales de Quindío, Risaralda y Tolima para soportar las acciones de emergencia en caso de ser requerido. Desde la Sede Nacional de la Cruz Roja Colombiana se activó Sala de Crisis para el seguimiento de las acciones y apoyó a los requerimientos que sean necesarios en el terreno. Escuchar entrevista.

La emergencia  se presentó en ocho puntos de la ciudad: Sierra Morena, Pio Xll, Bajo Cervantes, Arrayanes, Alto Persia, González, Minitas y Aranjuez.  Buitrago señaló que se sigue trabajando en ubicar a las 7 personas que están reportadas como desaparecidas, en esas  zonas críticas.

“Con la situación se enciende las alarmas y se debe reubicar a las personas que están en zonas de riesgo”, finalizó diciendo el Ingeniero.

Por su parte el gobierno Nacional, a través de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres trasladará recursos a la Alcaldía de Manizales para atender de manera prioritaria a los damnificados por la tragedia invernal.

El presidente Juan Manule Santos, dijo que ya están en camino kits de mercados y aseo y se activó el sistema de subsidio de arriendo para las personas que perdieron su vivienda.

Igualmente, ordenó comenzar inmediatamente el proceso de reubicación de las viviendas que no pueden permanecer donde estaban, porque están en sitios de alto riesgo no mitigable, al tiempo que anunció el inicio de los trabajos en los cauces de los afluentes para prevenir situaciones como las que se registraron entre la noche martes y la madrugada del miércoles.                                                                   

Share this