Tragedia de Machuca uno de los hechos más graves, violatorio al derecho humanitario

Tragedia.jpg
Foto: www.elmundo.com

Este 18 de octubre se recuerda la Masacre de Machuca, que sucedió en Segovia, Antioquia en octubre de 1998. Fue en la noche mientras todos dormían cuando llegaron guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), para dinamitar el oleoducto Cusiana-Coveñas. La explosión que causaron produjo llamas poderosas que alcanzaron al poblado de Machuca.

El hecho que tuvo un desenlace inesperado provocó un incendio que afectó a la población, causando la muerte de 84 personas, más de 30 heridos, la perdida de viviendas y desplazamiento. Aunque el ELN ha perdido perdón y ha asumido su responsabilidad, como lo dijo en su momento Pablo Beltrán líder de esa guerrilla: “Fue un lamentable accidente, fue un gran error, no fue deliberado… Muchas de esas familias tenían guerrilleros en nuestras filas que vivían en el pueblo”, ese argumento no convence a las víctimas que lo perdieron toda esa noche.

Álvaro Villarraga, directivo del Centro de Memoria Paz y Reconciliación dijo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, que, para referirse a este hecho, hay que tener en cuenta la coyuntura de finales de la década de los 90 que se caracterizó por un gran despliegue guerrillero, mayor en las Farc pero también importante en el ELN en muchas de las regiones y crecieron los registros de los combates entre las guerrillas, el Ejército y la fuerzas policiales.

De acuerdo a lo anterior, el ELN en esa época se caracterizó en incluir en sus ataques la voladura de oleoductos, “lo cual en principio es un acto de sabotaje, que se puede entender en el contexto de la guerra, pero que se ha asociado a daños humanitarios y ambientales rechazados tanto por el derecho humanitario como por los derechos humanos, es por eso que esa guerrilla cometió un delito de guerra”.

Frente a la responsabilidad del ELN, de la empresa Ocensa y del Estado colombiano con respecto a lo sucedido, existe una investigación realizada por el periodista y escritor irlandés Gearóid Ó Loingsigh quien vivió un tiempo en Segovia, conoció las versiones del hecho que daban los pobladores.

“Ante la reclamación de las víctimas, la respuesta del Estado es tardía y parcial, porque la atención del Estado, más allá de las visitas de emergencia, no tuvieron nunca un sentido reparativo de restitución de derechos o reconstrucción del corregimiento y solo esa posibilidad se abre cuando se impulsó la Ley de Víctimas en el 2012 después de una década”, puntualizó el invitado.

Desde Machuca este jueves, el presidente Iván Duque afirmó a sus habitantes: “venimos a decirles que queremos construir un país con el respeto a la vida, con educación, con cultura”.

Recalcó además que el ELN debe “ponerles fin a todos los actos de violencia, justamente para que no se repitan más Machucas en Colombia”.

Escuchar entrevista.

Share this