Solar Orbiter muestra fotos excepcionales del Sol

SOL.jpg
Foto: elpais.com

Las primeras imágenes de Solar Orbiter, revelaron la presencia de innumerables minierupciones solares, apodadas “hogueras”, cerca de la superficie de la estrella.

La misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) en colaboración de la NASA y una importante contribución española, realizaron su primer paso cercano al Sol, aproximadamente la mitad de la distancia entre la Tierra y nuestra estrella, dejando ver fenómenos que hasta ahora no podían observarse con detalle.

El científico del proyecto Solar Orbiter de la ESA, Daniel Müller, señaló que "nunca hemos estado tan cerca del Sol con una cámara" y este es "solo el inicio del épico viaje" de la sonda que en dos años llegará "incluso más cerca" de nuestro astro. La nave fue lanzada el pasado febrero y llegará a 42 millones de kilómetros -casi un cuarto de la distancia de la Tierra al Sol-, que es "realmente el límite" al que se pueden tomar imágenes, según Holly Gilbert, científica del proyecto por parte de la NASA.

Los expertos han destacado innumerables minierupciones solares, a las que se refirieron como 'hogueras', cerca de la superficie de la estrella, que fueron fotografiadas por la Cámara de Imagen del Ultravioleta Extremo (EUI). Esas hogueras son entre millones y miles de millones más pequeñas que las fulguraciones solares que pueden observarse desde la Tierra, pero aún no saben si se trata de versiones minúsculas de las mismas o si se deben a mecanismos diferentes.

España tiene un importante papel en Solar Orbiter, misión en la que lidera el Detector de Partículas Energéticas (EPD), que está ya mandando datos; colidera con Alemania el magnetógrafo SO/PHI y ha colaborado en la creación de otros instrumentos.

So/PHI ha trazado sin intervención humana y desde el espacio el primer mapa del campo magnético de la estrella, el cual es responsable de casi toda la actividad del Sol, desde las manchas a las tormentas solares o el viento solar, un flujo continuo de partículas energéticas que emite la corona solar. "Estamos muy contentos. SO/PHI se ha comportado muy bien y desde el principio está suministrando informaciones interesantes", señaló a EFE, en conversación telefónica, el coinvestigador principal del instrumento José Carlos del Toro Iniesta, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

La nave acaba de iniciar su fase de crucero, pero cuando se acerque más al Sol "creemos que vamos a encontrar muchas cosas de verdad impactantes", según el coinvestigador principal del instrumento José Carlos del Toro Iniesta, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC). Mientras sigue su periplo, la sonda irá haciendo órbitas más cercanas y enviará imágenes cada vez más definidas, pues, como recordaron los expertos, aún no ha empezado realmente la fase de operaciones científicas.

Una misión llena de desafíos, a los que se ha sumado la pandemia de coronavirus y el confinamiento, que obligó a hacer desde casa parte de las operaciones de su puesta en servicio en órbita, un proceso que, en circunstancias normales, requiere del trabajo conjunto de decenas de personas.

El subdirector de Operaciones de la nave espacial Orbitador Solar, José Luis Pellón-Balión, indicó que al principio estuvieron "preocupados" y aunque fue "difícil" organizar todo para trabajar desde casa, finalmente "funcionó bastante bien, mejor de lo esperado". Solar Orbiter intentará responder a las grandes preguntas de la ciencia sobre el Sol y "nos dará una visión absolutamente diferente" de la que tenemos del astro desde Tierra, destacó Sami Solanki, investigador del instrumento So/Phi.

Solar Orbiter, lanzada el 10 de febrero de 2020, incluye seis instrumentos de detección remota (telescopios), que observarán el Sol y sus alrededores, y cuatro instrumentos in situ para sondear el entorno alrededor de la nave. Al comparar los datos de ambas clases de instrumentos, los científicos obtendrán información sobre cómo se genera el viento solar, la lluvia de partículas cargadas procedentes del Sol que afecta a todo el sistema solar.

Lo que hace única a Solar Orbiter es que hasta ahora, ninguna otra misión había sido capaz de tomar imágenes desde cerca de la superficie solar.

Share this