Seguridad alimentaria en el Sumapaz

sumapasena.jpg
Foto: educacionbogota.edu.co

El Gimnasio del Campo ‘Juan de la Cruz Varela’, durante el confinamiento adoptó y encontró nuevos aprendizajes en los saberes tradicionales para fortalecer la seguridad alimentaria a través de sus estudiantes.

Al ser una localidad con población netamente campesina de aproximadamente 7.700 habitantes, el Sumapaz vive día a día en medio de la vocación agropecuaria y del cuidado del medio ambiente. Es por eso que la institución educativa ‘Juan de la Cruz Varela’ lleva a cabo el proyecto ‘Memoria sumapaseña’ a través de la estrategia ‘Aprende en casa’; esta generada a partir del aislamiento a causa del COVID19 y por las dificultades de los estudiantes para conectarse a la virtualidad.

Angélica Peña, docente del colegio habló en ‘CiberPlaneta’ sobre el proceso de aprendizaje que es llevado a cabo en el marco de es interesante estrategia. “Aprende en casa es una estrategia que ya está implementada por la Secretaria de Educación Distrital por la situación actual en la que nos encontramos. La educación cambió de un día para otro y por eso a los docentes nos tocó enviar guías, pero vimos que los estudiantes no cuentan con una conexión a Internet. Ellos tienen unos pequeños datos en la que la cobertura de red y esta no llega en óptimas condiciones, siendo complicada la participación a las clases”.

Dadas las circunstancias, un grupo de docentes de esta zona decidió unir esfuerzos, estableciendo como eje articulador el desarrollo de proyectos pedagógicos productivos, buscando generar aprendizajes significativos que influyan en la vida de cada uno de los 200 estudiantes de grados 6º a 11º para luego ser desarrollados en sus hogares.

“A través de estas guías pudimos saber qué hacían los niños y jóvenes, por eso decidimos vincular el proyecto de aprendizaje ‘Memoria sumapaseña’, que es una oportunidad para aportar a la seguridad alimentaria. Son estudiantes que tienen huertas en muchas ocasiones olvidadas, por eso quisimos fortalecer estos procesos que tienen dentro de su cultura y anclarlo con el aprendizaje por medio de un proyecto de la investigación en su quehacer diario junto con sus familiares quienes son agentes activos”, resaltó la docente.

La retroalimentación y la participación se realiza por llamadas telefónicas y podcast divulgados a través de grupos de chat de WhatsApp. Además, el proyecto también desarrolló una emisora virtual donde se busca interactuar con los estudiantes y sus familias y multiplicar el trabajo de los niños, niñas y jóvenes del colegio.

Así mismo, los estudiantes elaboran un ‘diario de campo’, que representa una herramienta que media entre la enseñanza y el aprendizaje, donde los estudiantes plasman sus saberes y lo que van aprendiendo a través de relatos cotidianos que comparten con los docentes, con el propósito de potenciar y retroalimentar sus narraciones. 

Share this