Se firma convenio para inversión en sector penitenciario

Carceles en el pais.jpg
Foto: Vanguardia Libera

El Ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero, firmó con el Embajador de los Estados Unidos, Kevin Whitaker, un convenio por 7.9 millones de dólares, que busca fortalecer, enriquecer y modernizar la política carcelaria de Colombia.

Con esta firma se busca brindar un acceso eficiente a la justicia, transparencia, respeto y protección de los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, además de generar condiciones de infraestructura física, sanitaria, tecnológica y humana que permitan el cumplimiento de los fines del sistema penitenciario y carcelario en un marco de respeto por la dignidad humana para los reclusos e investigar los hechos constitutivos de tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes en los centros de reclusión.

El Embajador de los Estados Unidos, Kevin Whitaker, durante el encuentro aseguró que en materia de justicia, el gobierno de los Estados Unidos quiso  apoyar a Colombia en el esfuerzo de fortalecer al sistema penitenciario. “Me siento muy feliz por este gran logro. Según los términos del acuerdo, la Embajada proporcionará ayuda económica y técnica al INPEC. Buscamos garantizar que el sistema carcelario de Colombia cumpla con los estándares internacionales. Por eso este convenio tendrá una duración de 5 año;, su valor total es de 7, 9 millones de dólares”, indicó Whitaker.

Por su parte, el jefe de la cartera de Justicia, dio a conocer los avances que el Ministerio de Justicia ha tenido en materia penitenciaria. “Hemos querido ponerle fin a los problemas de salubridad, condiciones de infraestructura física, alimentación y salud de todos los establecimientos del país. Hicimos entrega del patio número Cinco de la cárcel de Bellavista en el que los internos tendrán condiciones dignas; actualmente se adelantan nuevas construcciones y nuevos cupos en Medellín, Girón, Ibagué, Tuluá, Espinal, Ipiales y Buga, con las que esperamos entregar entre 4.500 y 5.000 nuevos cupos”, dijo.

Otro de los importantes avances en esta materia, que se dieron a conocer durante el acto son: la transformación del Seminario Mayor de Yarumal (Antioquia) en un centro carcelario en el que aproximadamente 1.000 detenidos puedan trabajar, estudiar y realizar actividades que contribuyan decididamente a su proceso de resocialización. En cuanto a la atención en salud para los internos, más de 1.200 profesionales en este tema  se encuentran vinculados directamente al modelo carcelario. Además, se han adelantado 1.947 brigadas de salud en las que se ha atendido a 73.222 internos.

El Ministro Gil insistió en la importancia de construir una política criminal coherente y transparente, para poder suplir los derechos de la población carcelaria. “El Estado debe dignificar a los internos. Estamos en la obligación de respetar y garantizar los derechos de esta población, que paga sus deudas con la sociedad, por eso hago un llamado público a la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (USPEC), porque no voy a tolerar de ninguna forma que se lleguen a presentar privaciones de alimentación en los centros carcelarios”, puntualizó.

Finalmente, el Jefe de la Cartera concluyó haciendo referencia a la situación que se ha presentado con los jueces de ejecución de penas respecto a la agilización de las libertades. 'El Gobierno le ha dado cumplimiento a las peticiones pactadas que se hicieron con los jueces en cuanto a la implementación de una adición de 5 mil millones de pesos para efectos de poder tener el personal operativo en los centros de servicios, esperamos que al menor tiempo posible se solvente esta situación, ese es mi llamado”, concluyó.

Share this