Salidas para algunas empresas que están en crisis económica

Laud ley de insolvencia.png
Foto: www.esan.edu.pe

Con el fin de crear un sistema de recuperación empresarial, amplio e incluyente, que facilite la preservación de la empresa y el empleo, en medio de la pandemia, se expidió el Decreto Ley 560 de 15 de abril de 2020.

Hay que aclarar que ya existen dos leyes al respecto, una dirigida, tanto a comerciantes, cuya ley es la 1564 que entró a regir en el año 2012; como a empresas y personas naturales que ejercen el comercio, que los rige la Ley 1116 de 2006 y es de donde sale el decreto 560 de 2020 para conjurar la situación crítica a cuenta del Covid-19.

Desde cuando se declaró la Emergencia Económica, Social y Ecológica, la Superintendencia de Sociedades, que venía estudiando y analizando desde el mes de julio de 2019 el régimen de insolvencia para una reforma estructural, recalcó la necesidad de contar con diferentes herramientas jurídicas de coyuntura para facilitar los acuerdos entre deudores y acreedores y así preservar la empresa y el empleo.

“El Gobierno Nacional, con la expedición de este Decreto Ley, generó diferentes opciones para que las empresas puedan acceder a mecanismos con el fin de salir adelante en esta crisis y preservar la empresa y el empleo", señaló Juan Pablo Liévano, Superintendente de Sociedades.

El Decreto Ley 560, adopta medidas transitorias especiales en materia de procesos de insolvencia, que tendrán vigencia de dos años y que se sustentan sobre cuatro pilares:

  • Creación de herramientas extrajudiciales de negociación expeditas.
  • Creación de mecanismos extraordinarios de salvamento para proteger la empresa, el empleo y el crédito.
  • Beneficios tributarios.
  • Suspensión algunas normas y obligaciones legales con el fin de preservar las empresas y facilitar el manejo del orden público económico, tales como la causal de disolución por pérdidas.

Según el abogado Carlos Hernández, quien estuvo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, existen unos supuestos de insolvencia incluidos en la Ley 1564 de 2012, y se refiere a la persona natural que no ejerza el comercio profesionalmente y se encuentre en una situación de cesación de pagos, es decir, que debe dos obligaciones o más con distintos acreedores y con una mora superior a 90 días, que represente el 50% mínimo del total del endeudamiento.

“Esa persona debe acudir a un centro de conciliación, es decir a operadores jurídicos en insolvencia como las cámaras de comercio y las notarías están facultadas para ello. Adicionalmente, existen centros de conciliación del Ministerio de Justicia, quienes también pueden hacer esa labor. Luego mediante una audiencia de negociación se citan a todos los acreedores para poner acuerdos de pago en mejores condiciones”, explicó el jurista.

Y para quienes estén desempleados y con deudas de tarjeta de crédito, o alguna hipoteca, de qué manera rige el decreto, el abogado señaló que esas personas tienen que hacer una propuesta clara para que le den un plazo de gracia y así pagar las deudas que tengan y salir de esa situación de insolvencia.

Escuchar entrevista aquí.

Share this