Reseña: ‘The Wife’ y su machista traducción

The Wife.jpg
Crédito:Graeme Hunter Pictures

Glenn Close ya ganó un Globo de Oro y aspira al premio Oscar por su protagónico en ‘La buena esposa’.

Es la mejor época para ver una buena película en una sala de cine, no es un gastado eslogan de una distribuidora del séptimo arte, ya que las razones son simples pasó la temporada de vacaciones y es la ante sala de los premios más importantes del cine, los Oscar. Este último hecho nos ha dado la posibilidad de ver en las salas algunas cintas que pasaron en cartelera como ‘Nace una estrella’, ‘La Pantera negra’, ‘El infiltrado del KKKlan’ y ‘The Wife’.

Björn Runge dirige la historia adaptada por Jane Anderson de la novela Meg Wolitzer que lleva el mismo nombre de la producción. El veterano autor recibe la llamada en la que le informan que ganó el premio Nobel de Literatura, Joe (Jonathan Pryce) celebra saltando en la cama gritando “me gané el Nobel” mientras su mujer Joan (Glenn Close) no muestra ningún sentimiento de felicidad, sí, su rostro desde el primer minuto nos dice que hay un gran secreto, no hay que ser un genio para descubrir cuál es.

Sin embargo, la película nos tendrá que recrear el viaje a Suecia y el recibimiento de tal distinción, así que deja de importarnos cuál es el secreto que conocemos al ver el afiche promocional y nos sumergimos el porqué de la situación.

Chritian Slater interpreta a un agudo periodista que al igual que el público sabe cuál es el secreto que solo se descubrirá al final sin ninguna sorpresa, paradójicamente no estamos ante una película predecible, ni carente de historia, ya que va creciendo en intensidad gracias a la analepsis (flashback) que son las escenas retrospectivas que nos ayudan a comprender el proceder  de la vida de Joan, es decir el ser una mujer sumisa a su esposo pasando casi invisible ante la sociedad, además de sorda y ciega ante los engaños amorosos de su genial marido.

A pesar de eso, en la pantalla la realidad es otra, Glenn Close brilla todo el tiempo ante la cámara, poco o nada nos importa el Nobel de Literatura, el periodista o su hijo, ella es la reina tan consiente de su fortaleza que una de sus mejores líneas cuando le preguntan sobre a qué se dedica es clara en decir “hacer reyes”.

Es fácil creer que la literatura es un oficio de mentes brillantes y progresistas, pero al final de cuentas no son seres divinos, su deidad tiene el límite de sus líneas escritas, así que vale la pena cuestionar que tan machista sigue siendo la literatura, cuántos Nobel de Literatura son mujeres y es más en nuestra biblioteca cuántos textos están firmados por una mujer.

No hay que tener un alto nivel de inglés para saber que la traducción de ‘The Wife’ es: la esposa, pero para América Latina el nombre de la cinta es ‘La buena esposa’ es difícil no sentir el machismo de el título al ver la película.

Close se roba el favoritismo para ganar el Oscar a la mejor interpretación femenina, esperemos a la ceremonia del 24 de febrero para descubrir sí será la ganadora.

Share this