Reforma a la Justicia con más vacíos que aciertos

Reforma a la Justicia 2.jpg
Foto: caracol.com.co

El gobierno Nacional presentó un proyecto de ley de Reforma a la Justicia, la cual, según algunos ex magistrados, juristas, abogados y miembros de las Altas Cortes contiene muchos vacíos y no solucionaría de raíz los problemas más apremiantes que tiene esta rama del poder.

Según el Gobierno la Reforma a la Justicia que plantearon “es una oportunidad histórica que convoca el compromiso de las tres ramas del poder público, y con el objetivo de acercar la justicia a los ciudadanos, modernizarla y hacerla más efectiva y eficiente”.

Varios son los puntos que se destacan en el marco de los tres ejes fundamentales de la reforma que probidad, transparencia e integridad en la administración de justicia; eficiencia, eficacia y calidad en dicha administración; y seguridad jurídica:

  • Eliminación de facultades electorales: Al Procurador, al Auditor y al Registrador los elegirá el Congreso por convocatoria pública.
  • Aumento de inhabilidades: Ni los magistrados de las altas cortes ni los miembros de la Comisión de Carrera Judicial pueden recomendar a nadie para un órgano de control o la Rama Ejecutiva, con sanción de pérdida del cargo.
  • Unificación de jurisprudencia por las altas cortes: A la Corte Suprema de Justicia se le da la función explícita de unificar la jurisprudencia. A esta y al Consejo de Estado se les otorga la facultad de seleccionar los procesos para ese efecto, de conformidad con los criterios que defina la ley.
  • Requisito de experiencia judicial
  • Acción de tutela: Se reforma el artículo 86 de la Constitución para exigir la legitimidad de quien la ejerce; para que no sea en cualquier tiempo.

LAUD 90.4 FM ESTÉREO, consulto al exmagistrado de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández al respecto. Señaló que sí es necesaria una Reforma por la gravedad de problemas que tiene la administración de justicia en Colombia. 

Para el exmagistrado el proyecto no soluciona de raíz el problema. “Están un poco desenfocados, por ejemplo, la reforma a la acción de tutela, un logro de la Constitución del 1991, se le restaría importancia, pues el ciudadano común no podrá acudir a los jueces para la defensa de los derechos fundamentales de manera directa, sino tiene que estar legitimado, sin explicar en qué consiste eso”.

Agregó el exmagistrado que la tutela no es el problema de la administración de Justicia y si hay muchas tutelas no es porque a los colombianos les guste interponerlas, sino que da cuenta de la constante violación de los derechos fundamentales.

En cuanto a quitarle las funciones electorales a las Altas Cortes, Hernández señaló que está de acuerdo porque no es pertinente que los encargados de administrar justicia estén simultáneamente participando en actividad de selección de cargos, pues eso ha politizado a las cortes.

Para el invitado el proyecto de Reforma, no trata los problemas fundamentales de la Justicia en Colombia para el ciudadano del común, quien es el que importa, como la congestión en juzgados y tribunales, la morosidad que hace extemporáneas las decisiones, el excesivo formalismo, la falta de criterio jurídico, la crisis carcelaria y a eso se añade la politización de algunos funcionarios y el aumento de casos de corrupción hasta el punto de hablar de un cartel de la toga.

Escuche la entrevista aquí.

Share this