Recomendaciones para evitar ansiedad y depresión en el aislamiento

laud-depresion-cuidateplus.jpg
Foto: Cuidate plus

Tener horarios establecidos de trabajo, estimular el cuerpo, ejercicios de respiración son algunos de los consejos desde la psicología para cuidar la salud mental en casa.

Los días de confinamiento a causa del COVID-19 han llevado a que las personas se enfrenten a su propio cerebro; pues el aislamiento, el trabajo en casa o no tener nada qué hacer, el convivir de manera prolongada con la familia o la soledad, las responsabilidades, las noticias falsas y verdaderas, el factor económico, el desempleo y el temor se contraer el virus ha generado ansiedad, alteración del sueño e híper vigilancia en las personas de tal manera que se está poniendo a prueba su salud mental. ¿Qué hacer para evitar episodios de desesperación?

LAUD 90. 4 FM ESTÉREO, dialogó con el psicólogo Byron Sánchez, director de ‘La Turuleta’ (Programa audiovisual hecho con pacientes psiquiátricos), quien explicó que el término ‘Salud mental’ significa equilibrio y por tanto compartió las siguientes recomendaciones:

No a la rumiación de pensamientos

Significa que constantemente se piensa en una sola cosa o un conjunto de cosas de manera cíclica, ejemplo: como la vaca que mastica el pasto todo el tiempo. El rumiar hace que dichos pensamientos se tornen catastróficos y generen angustia, irritabilidad, llanto y ansiedad, por eso al identificar que se está cayendo al ciclo de pensar, de inmediato hay que cambiar de actividad para salir de ahí.

Compasión

Consiste en: “conectarme con el sufrimiento del otro y con el mío propio, eso me permite reconocer que pasa en mi interior para poder encontrar la solución, porque también esto lleva a una acción de cambio”, indicó el experto. 

Reconocer las emociones y los pensamientos

Es identificar lo que siente y qué se piensa, conocer las sensaciones internas ¿Qué me dicen las voces en mi mente?, ¿A qué tengo miedo? El psicólogo señala que no está mal aceptar que se tiene miedo o tristeza, pues el paso a seguir es aterrizar estas emociones dando respuestas a las preguntas que se generan.

Evitar la soledad cuando no se pueda tolerar

Varias personas disfrutan la soledad y se sienten plena con ella, pero hay otras que por el contrario se convierte en factor de riesgo para caer en depresión. Cuando esto ocurre toca evitarla aún en asilamiento, esto se logra con apoyo social que consiste en contactar amigos, familia o conocidos con quienes haya confianza, esto permitirá que el individuo se sienta protegido y liberado de su carga. Para necesario recurrir a las plataformas digitales y teléfonos.

¿Qué puedo controlar y qué no?

Existen realidades que se salen de las manos porque la solución no está al alcance de la persona, pero hay situaciones que sí se le puede dar una salida. Ejemplos: 

• No controlable: El coronavirus está llegando a todos los países.

• Controlable: puedo cuidarme para mitigar el contagio, la limpieza de manos, etc.

En la lista de los controlables está: verificar los pensamientos excesivos del futuro, verificar las noticias para detectar las falsas y evitar escuchar noticias todo el día, solo destinar una hora o dos para actualizarme.

Respetar los horarios

Es importante establecer los horarios de actividades, si se trabaja o estudia desde casa y adicional a ello se realizan labores de hogar hay que estipular los horarios exactos de cada tarea. Es decir que durante el desarrollo una función no se mezcle las preocupaciones de las otras. De esta manera se respetan los horarios y las responsabilidades. 

Cambiar de rutinas

Luego de terminar las tareas habituales es importante destinar espacios de esparcimiento para disminuir la ansiedad, para ello se recomienda tener actividades físicas, tomar el sol en lo posible, cumplir horarios de alimentación; realizar actividades placenteras como leer, ver televisión, escuchar música, ejercicios de respiración (recomendada técnica mindfulness), relajación, entre otros.

Relaciones en casa

Si en el hogar hay adolescentes y es difícil socializar con ellos, Sánchez recomienda buscar puntos en común que se pueden lograr por medio de la conversación y la escucha sin reproches, evitar las diferencias. Cuando hay niños, enfatiza en la relevancia de validarles sus emociones, esto se logra por medio de una conversación donde ellos puedan expresar lo que sienten, de esta manera se pueden conducir a la autorregulación.

Finalmente, el psicólogo puntualizó la importancia del diálogo entre los individuos que comparten el espacio de aislamiento, no obstante, enfatizó que si una persona necesita ayuda de un especialista de manera urgente puede comunicarse a la línea 106 dispuesta por la Secretaría Distrital de Salud, que cuenta con expertos las 24 horas del día. Escuchar entrevista.

Share this