Reapertura de Caño Cristales

Cano Cristales.jpg
Foto: Sostenibildiad Semana

Parques Nacionales Naturales anunció reapertura de Caño Cristales el próximo 12 de diciembre.

El anuncio se da pocos días después del asesinato de Javier Francisco Parra, quien era conocido en el Meta por su trabajo como protector de Caño Cristales, se cree, por su defensa del medioambiente en esta región, golpeada por los grupos dedicados a la deforestación.

La directora de Parques Nacionales, Julia Miranda, anunció que el Parque Nacional Natural Serranía de La Macarena, en el departamento del Meta, y el cual es reconocido mundialmente por albergar a Caño Cristales, el ‘río de los cinco colores’, volverá a abrir sus puertas a partir del 12 de diciembre.

Según la directora, el parque había permanecido cerrado debido a la pandemia, y su apertura estaba prevista para el mes de diciembre, pero, según el gobernador del Meta y la Fuerza Pública se comprometieron la semana pasada a reforzar la seguridad del parque. “La fecha programada es el 12 de diciembre. Pero para que esto ocurra, Cormacarena tiene que estar preparada y, lo más importante, los operadores turísticos tienen que estar dispuestos a reanudar sus operaciones y los turísticas deben tener la voluntad de visitar el parque”.

“La situación este año ha sido particularmente difícil, pues cabe recordar que, a principios, hubo un episodio complicado en el que se presentaron amenazas, nos quemaron una cabaña y nos robaron unos motores en los parques del sur del Amazonas.  En ese momento, el Presidente dio la orden de que se reforzaran las medidas de seguridad para que los guardaparques pudieran volver a sus cabañas”, dijo Miranda, y agregó que, poco a poco, aunque los guardaparques han tenido que trabajar remotamente los últimos meses por la pandemia, la situación se ha ido normalizando en los parques La Macarena, Tinigua y Picachos.

De acuerdo con uno de los operadores turísticos del parque La Macarena, quien pidió que no se revele su identidad, aseguró que, de un grupo de veinte operadores, quince ya tomaron la decisión de no trabajar en lo que queda de la temporada, debido a razones climáticas y, en segundo, motivos de seguridad.

“Ya estamos entrando en la época de verano y el nivel del agua del río disminuye considerablemente, y este es uno de los principales atractivos que vienen buscando los turistas. Además, como están pasando las cosas de orden público, consideramos que la situación no nos presenta las mejores condiciones, así que creemos que si continuamos con las operaciones, podríamos llegar a ponernos en riesgo no solo a nosotros como operadores, sino a los turistas que nos visitan”, afirmó el operado.

Share this