Proyecto para reducir el costo del pasaje en el transporte público

Transporte publico.png
Foto: TransMilenio

El concejal Carlos Fernando Galán radicó una propuesta que plantea la adquisición de recursos en fuentes alternativas distintas al valor que aporta el usuario y al presupuesto del Distrito.

En días pasados el concejal Carlos Fernando Galán radicó en la Corporación un proyecto de acuerdo que tiene como objetivo, solicitarle a la Alcaldía de Bogotá la elaboración de una estrategia que le permita financiar el sistema integral de transporte público en nuevas fuentes de ingresos, evitando de esta forma un incremento del costo del pasaje y apuntando a reducir su valor actual a mediano plazo. 

“Bogotá desde la implementación del sistema ha tenido un problema en la financiación. Ha ido creciendo un déficit progresivamente y ya está cercano a $1 billón de pesos. Es dinero que tenemos que usar del presupuesto del Distrito y llevarlo a cumplir las obligaciones del transporte, porque lo que se recoge de lo que pagan los usuarios no es suficiente” afirmó el concejal en entrevista con LAUD 90.4 FM ESTÉREO. 

Manifestó que hay un hueco económico que se ha tratado de suplir, en parte, con el incremento del pasaje por parte de la Administración Distrital anterior y la actual, lo que ha generado un impacto al bolsillo de los bogotanos, pues según estudios una persona que gana el salario mínimo podría gastar hasta el 27% de sus ingresos en transporte.

El proyecto plantea: “Tener fuentes nuevas, específicas y alternativas que cubran la operación”. ¿Cuáles serían?: “El Plan Nacional de Desarrollo lineó algunas estrategias concretas para buscar esos recursos, por ejemplo: cobros por congestión, parqueo en vía y contaminación, herramientas de gestión del suelo, infraestructura del sistema que se pueda arrendar”, indicó el cabildante quien además señaló que el Distrito puede usar estas herramientas planteadas desde el Gobierno Nacional para las regiones. 

Sin embargo, la propuesta no dice cuál de estas fuentes se debe usar, sino que deja abierta la posibilidad para que sea la Administración la encargada de hacer los estudios de diseño que revelen cuál de todas las posibilidades, es el ingreso más recomendable. 

“Esto lleva a que no dependamos solo del usuario y le carguemos el grueso del costo… y ayuda a que los recursos que necesitamos para salud y educación no se vayan a cubrir los contratos del transporte público”, sostuvo.

La iniciativa que tiene un ambiente favorable en el Concejo de Bogotá y el visto bueno del Secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán, debe ser aprobada por la Corporación y sancionada por el Distrito para que se haga realidad. 

Ver entrevista en el siguiente video: 

Share this