Protección a los Derechos Humanos en el país presenta grave situación

Derechos Humanos ONU.jpg
Foto: LAUD

Frente a los resultados presentados por la organización ‘Somos Defensores’ en su informe anual sobre las agresiones contra defensores de los Derechos Humanos, se encienden las alarmas de diferentes entidades no gubernamentales.

Como producto de su investigación, el organismo reveló que fueron asesinados 80 líderes sociales en el 2016, denunciando a su vez, que incluso con un proceso de paz empeñado en resolver un conflicto armado de más de 50 años con la guerrilla de las FARC, el trabajo de la defensa de las causas sociales sigue siendo un oficio de riesgo en las regiones y poblaciones colombianas.

Para Cesar Grajales, Director Nacional de la organización no gubernamental sueca Diakonia con sede en Bogotá, el mayor problema de estos vejámenes radica en la falta de operatividad de la justicia en general, iniciando por la falta de gestión de la Fiscalía General de la Nación como principal ente investigador en la materia. “Lo único que realmente puede desmontar las agresiones que viven a diario los defensores son las investigaciones judiciales que lleguen hasta el punto de esclarecer cuáles son los responsables intelectuales y materiales de los crímenes y que estos sean sancionados”.

Así mismo, indicó a pesar de haber rendido un proceso de desmovilización en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, varios grupos paramilitares siguen activos en diferentes regiones; representando una amenaza para la construcción de paz en el contexto actual al ser, según cifras de ‘Somos Defensores’, los responsables de asesinar a 45 líderes sociales en el año 2016. “Las comunidades en distintas regiones del país afirman ante las algunas ONG de derechos humanos y ante entidades del Estado, que en los sitios donde operaban los paramilitares siguieron funcionando grupos que o no se desmovilizaron o luego de su proceso mantuvieron vivas estructuras armadas”, aseguró.

Asegurando que los ataques a defensores de Derechos Humanos no se presentan solamente en el escenario del conflicto armado, el directivo reiteró en la preocupación por la problemática que se presenta a diario frente a condiciones raciales, culturales y de género; aludiendo esto, a los altos niveles de intolerancia presentados al interior de distintas esferas de la sociedad. “Los fenómenos de agresiones en contra de los líderes muestran altos niveles de intolerancia social y política sobre formas diversas de existir. El programa ‘Somos Defensores’ señaló que habían sido asesinados 9 dirigentes de grupos LGTBI, 7 líderes Afro y 15 indígenas pertenecientes en su mayoría a Juntas de Acción Comunal”. Escuchar entrevista.

Finalmente, extendió la invitación a participar en la convocatoria de la sexta versión del Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia a partir del próximo 1 de marzo y hasta el 30 de abril, en la que se podrán postular a personas u organizaciones que trabajan desde las regiones en la defensa de estas causas sociales.

Mayor información: www.premiodefensorescolombia.org.

Share this