Procuraduría General de la Nación designó agencia especial en investigación por la muerte de Rosa Elvira Cely

Rosa Elvira Cely.jpg
Foto: eltiempo.com

La Procuraduría General de la Nación designó agente especial para que intervenga en representación del Ministerio Público dentro de la actuación judicial que adelanta la Fiscalía 326 Unidad de Vida de Bogotá, por los hechos de violencia que la causaron la muerte a la señora Rosa Elvira Cely.

La agencia especial fue asignada a la Procuraduría 234 Judicial Penal I con sede en Bogotá, que de acuerdo con la instrucción deberá comunicar de inmediato su designación al despacho de conocimiento.

Dentro de las funciones asignadas, la agencia especial debe rendir un informe pormenorizado del estado de las diligencias a la Procuraduría Delegada para el Ministerio Público en Asuntos Penales, y elaborar informes periódicos sobre el estado de la actuación y las gestiones adelantadas durante el proceso.
 
El crimen cometido contra Rosa Elvira Cely ilustra las terribles dimensiones que está cobrando la violencia sexual de la que son víctimas especialmente las mujeres y las niñas y deja en claro que la naturaleza brutal de estas agresiones no puede quedar en la impunidad.
 
La Procuraduría General de la Nación requirió al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para que en el marco de sus competencias preste toda la atención y debida protección a la hija menor de edad de la señora Cely. Igualmente requirió a la Secretaría de Salud del Distrito y a la Policía Nacional para que informen sobre la ruta de atención que se siguió en este caso.
 
Este organismo de control hace un enérgico llamado a entidades como la Policía Nacional, las Comisarías de Familia, el Instituto Nacional de Medicina Legal, la Defensoría del Pueblo y el sector Salud, para que cumplan a cabalidad con sus competencias en la ruta de atención a los casos de violencia basada en género y especialmente de la violencia sexual contra la mujer. En el mismo sentido, insta a las autoridades competentes a reforzar las medidas de sensibilización y prevención de esta violencia en todas sus dimensiones.
 
Aunque el crimen cometido contra Rosa Elvira Cely ha llamado la atención de la opinión pública, de los medios de comunicación, de entidades del Gobierno y de las organizaciones de la sociedad civil, lo cierto es que a diario se presentan atroces hechos de violencia sexual y tortura contra las mujeres, algunos en el marco del conflicto armado y otros tantos en el medio familiar, en el contexto urbano y rural, casos que muchas veces no se hacen visibles o simplemente quedan en la impunidad. Visibilizar este tipo de casos debe ser el primer paso para avanzar hacia la eliminación de la violencia contra la mujer, minimizar la posibilidad de que queden impunes y eliminar por completo las constantes expresiones de violencia contra las niñas, las adolescentes y las mujeres como parte de colectividades que merecen especial protección y atención.
Share this