Preocupación por humos negros en crematorios

Horno crematorio.jpg
Foto: www.eltiempo.com

Horno crematorio de Fontibón ajustará operación para mejorar calidad ambiental.

La cremación es un método que garantiza que no haya riesgo de contagio de los cuerpos de pacientes que tuvieron Covid-19. Los procesos se realizan a una temperatura que garantiza el control de cualquier agente patógeno o virus. Sin embargo, en los últimos días se han presentado humos negros que generan molestias, dudas y preocupación en la comunidad.

Luego de una nueva visita de control y seguimiento a la Fundación Jardín Cementerio Fontibón, la Secretaría de Ambiente logró identificar, que si bien el horno cuenta con los permisos, se debe hacer un mejoramiento en los procesos de operación con el fin de garantizar que los eventos de humo negro no se presenten en la zona.

“Escuchamos a la ciudadanía, entendemos sus preocupaciones y por eso realizamos esta segunda visita técnica. Estuvimos las Secretarías de Ambiente, Gobierno, Salud y la Alcaldía Local evaluando la operación del horno y la relación con la comunidad. El horno ha pasado las pruebas isocinéticas y tiene los permisos de emisiones de la autoridad ambiental, sin embargo, el incremento acelerado en el uso de la cremación ha hecho que el horno sea manejado sin respetar los aspectos técnicos”, explicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, al finalizar la visita técnica.

Este proceso no representa ningún riesgo para las personas que habitan cerca, puesto que se realizan de acuerdo con los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, y en el caso de Colombia, a partir de las normas del Ministerio de Salud y Protección Social. No obstante, la administración del cementerio se comprometió a presentar una solución pronta, contratando una firma consultora para evaluar las dificultades operacionales que se han presentando y corregir estos eventos.

Es importante aclarar la posibilidad  de que en los próximos días se presenten nuevos episodios de humo debido a las pruebas que se tienen que realizar para ajustar, calibrar y garantizar una adecuada operación, vigilados por las Secretarías de Ambiente y Salud.

Finalmente, la secretaria  Urrutia agregó: “En la ciudad hay 13 hornos, seis los opera el Distrito a través de la entidad UAESP y siete son operados por cuatro empresas privadas. Todos están en funcionamiento y están siendo objeto de seguimiento y control por parte de las Secretarías de Ambiente, Salud y la Uaesp”.

Share this