Por contaminación ambiental fueron selladas 50 curtiembres de San Benito

Contaminacion.jpg
Foto: LAUD

Después de varios llamados de atención de la Alcaldía de Bogotá a los industriales del sector para que cambiaran la forma de procesar los cueros y cumplieran con las normas ambientales establecidas, se llevó a cabo el operativo.

La administración del alcalde Enrique Peñalosa, a través de la Secretaría Distrital de Ambiente, con el apoyo de la Policía Nacional y la Unidad de Protección Ambiental y Ecológica, realizó la imposición de 50 medidas preventivas a industrias que se dedicaban al procesamiento de pieles de animales, en el Sector de San Benito, ubicado al sur de la capital.

Se desarrolló el operativo, después de verificar que ningún establecimiento contaba con los permisos de vertimientos requeridos por la autoridad ambiental, generando descargas de aguas residuales no domésticas o industriales, residuos sólidos y peligrosos, los cuales llegaban de manera directa a la red de alcantarillado público del sector.

“Para el procesamiento de estos cueros se requiere incorporar productos químicos, principalmente aquellos que tienen cromo, para mezclarlos con agua y realizar el lavado de las pieles. Posteriormente, estas aguas estaban siendo vertidas al alcantarillado las cuales terminan finalmente contaminando ríos y quebradas”, reiteró Óscar López, subsecretario de Ambiente.

Con la imposición de estas medidas, ya son 76 empresas selladas por la alcaldía, las cuales se dedicaban al procesamiento de productos de marroquinería en el sector de San Benito, lo que significa que el 50 por ciento de las empresas allí presentes ya no están contaminando esta zona de la ciudad.

El 30% del sector industrial que se encuentra operando en la zona está debidamente legalizado, lo que corresponde a un total de 54 empresas con permisos para el procesamiento de pieles. Otro 20% de las empresas están adelantando actualmente su trámite ante la Secretaría de Ambiente.

Una vez se cumpla con la imposición de las medidas y sean sellados estos establecimientos, se iniciarán los debidos procesos sancionatorios contra los responsables de la afectación ambiental en el sector. Estas multas podrían llegar hasta los 3.600 millones de pesos como lo establece la Ley 1333 de 2009.

Share this