Políticas para reducir la pobreza extrema en Bogotá

LAUD POBREZA.jpg
Foto: Al Poniente

Focalización de hogares vulnerables, generación de nuevos empleos y sostener el gasto en inversión social son las estrategias que implementará la Administración Distrital.

Uno de los desafíos que tiene la capital es reducir la pobreza extrema la cual ha variado entre decreciente y creciente en los últimos años. Esta tiene dos formas de medición: Pobreza Monetaria, que está tomada de hogares de cuatro personas con ingresos inferiores a 1 millón 80 mil pesos y la Extrema cuyos ingresos son inferiores a $485.000 pesos.

Para hacerle frente a esta problemática la Administración Distrital expuso nuevas estrategias políticas para sostener la cifra de disminución que se presentó del 2016 al 2017. Esta reveló que el índice bajó del 5,9% al 4,85% según la última encuesta Multipropósito del DANE.

El plan se divide en tres partes. La primera busca encontrar 25 mil hogares vulnerables que no hayan hecho parte de los servicios sociales del Distrito con el objetivo que los obtengan en materia de salud, educación de calidad, empleo, atención a la juventud y niñez, al igual que el acompañamiento permanente para superar la maternidad temprana, la violencia, entre otros factores.

Para ello se están realizando visitas a familias ubicadas en 100 barrios de diferentes localidades en especial Bosa, Usme. Ciudad Bolívar, Kennedy, Tunjuelito, Rafael Uribe Uribe, San Cristóbal, Suba, Engativá y Usaquén. Una de las tareas de este punto es lograr legalizar también las casas que no poseen escrituras, punto primordial para que accedan a los servicios básicos.

Al respecto Cristina Vélez, Secretaria de Integración Social, pidió a las personas, a través de LAUD 90.4 FM ESTÉREO  que reciban la visita y se sumen a la iniciativa. “Hacemos un llamado para que abran sus puertas porque deseamos que esos hogares que no están recibiendo la oferta del Distrito y que la necesitan, permitan hacer esta conexión”. Lo anterior  a raíz de que cerca de 4.700 familias  no aceptaron la propuesta.

La segunda estrategia es continuar las inversiones de infraestructura en la ciudad las cuales están generando cerca 500 mil empleos para grupos en condición de pobreza extrema. Y la tercera es sostener los rubros de financiación social establecidos para las poblaciones vulnerables que ya se benefician de los programas del Distrito.

Finalmente, en la presentación de las estrategias se indicó que las ayudas sociales que se les ofrece a la población son temporales, excepto los subsidios al adulto mayor y personas en condición de discapacidad. Esto para referirse al cuidado que se tiene para no caer en el asistencialismo. De igual modo, se dejó en claro que en la implementación de las nuevas políticas para disminuir el índice de pobreza también se tendrá en cuenta que los hogares cumplan condiciones mínimas que permitan detectar que se pueden valer por sí solos. Escuchar entrevista.

Share this