Polémica por licencia para cazar fauna

AVES.png
Foto: colombia.inaturalist.org

La autoridad ambiental regional de Risaralda pidió ante el Consejo de Estado que la licencia sea suspendida y revocada.

Una fuerte controversia se ha generado en Risaralda por cuenta de una licencia de cacería de fauna que fue otorgada a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla),en la que da aval para cazar 23 especies de fauna silvestre en el territorio colombiano, cinco de las cuales se extraerían de ese departamento para ser reproducidas en cautiverio

Pese a las intenciones de conservación,cría bajo cuidado humano en pro de un repoblamiento de las especies y detener el tráfico ilegal, la Corporación Regional de Risaralda (Carder) advirtió que esta práctica podría generar un daño ambiental irreparable.

"Los animales cuando están en cautiverio y son modificados genéticamente dejan de ser ellos mismos, es como si a un ser humano lo llevaran a vivir a Marte, lo lógico es que cambie porque no solo se modifica su atmósfera, sino todas sus condiciones de su hábitat", manifestó Julio César Gómez Salazar, director de la Carder.

Por ello, la corporación interpuso una demanda ante la sección primera el Consejo de Estado con la que busca suspender inmediatamente la licencia a la empresa y revocarla.

Por su parte, Diego Trujillo, procurador delegado para Asuntos Ambientales y Agrarios, afirmó "Es preocupante que ya las leyes del mercado, de la oferta y la demanda, están entrando a nuestra biodiversidad; en un país donde no controlamos el tráfico ilegal de flora y fauna llegar a legalizarlo podría ser nefasto o una solución".

Por ahora, Carder aguarda por los resultados de la acción jurídica interpuesta ante el Consejo de Estado, se abre el debate sobre si deben existir o no este tipo de organizaciones que en cautiverio críen especies amenazadas y luego las dejen en libertad para repoblar los ecosistemas.

Share this