Páramos de Santurbán y Miraflores siguen siendo objeto de minería

Paramos de Santurban y Miraflores.png
Foto: La Silla Vacía
A pesar del fallo que emitió la Corte Constitucional en 2016 para prohibir actividades de extracción, la explotación sigue vigente en estos ecosistemas.
 

La Corte Constitucional hace un año puso en cintura a la minería al prohibir cualquier actividad de extracción en los páramos. Según un reporte de la Contraloría, no se ha acatado esta orden, especialmente, en los páramos de Santurbán y Miraflores.

Esta situación provocaría acciones disciplinarias para las autoridades ambientales responsables, como Corponor, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), la Corporación Regional del Alto Magdalena (CAM) y Corpoamazonía.

La Contraloría asegura que Corponor no tomó acciones administrativas efectivas para acatar la decisión de la Corte Constitucional frente al páramo de Santurbán. Así como en Miraflores las autoridades regionales aún permiten las actividades mineras de la empresa Emerald Energy.

“La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonía (Corpoamazonía) y la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) no han iniciado las acciones dirigidas a impedir la continuidad de actividades de explotación de hidrocarburos”, según el estudio.

La Contraloría también manifestó que aunque las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) y de Desarrollo sostenible han procurado la protección de estos ecosistemas, “no se han adelantado las acciones suficientes, pertinentes y necesarias para asegurar el efecto esperado”.

El proceso de delimitación de páramos no se está cumpliendo, pues las CAR no elaboran los estudios necesarios para evaluar el estado actual de los páramos ni los planes de manejo ambiental.

Según el reporte, el 71,48 % de las superficies de ecosistemas de páramo aún no están delimitadas. Y de estas superficies, el 60,45 % corresponde a áreas desprotegidas. Es decir, “no cuentan con ningún instrumento de protección ambiental dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas”, indica el estudio.

Con información de ElEspectador.

Share this