Ola de escándalos de abusos sexuales en Estados Unidos

Escandolos.jpg
Foto: teleSUR

Desde la revelación en Hollywood del "caso Weinstein", cada vez son más mujeres las que alzan la voz para denunciar situaciones de acoso sexual en EE.UU.

El último en pagar las consecuencias de este escándalo ha sido el senador demócrata Al Franken, que llegó a sonar como candidato a la Casa Blanca para 2020, quien ante las crecientes presiones dentro de su propio partido tras recibir acusaciones por parte de hasta ocho mujeres distintas, se vio obligado a abandonar su escaño.

Franken, había pedido disculpas por cualquier ofensa y se había prestado a ser objeto de investigación en el Comité de Ética del Senado. No obstante, convencido de su inocencia, el senador quiso utilizar el foro parlamentario para defenderse de las acusaciones arrojadas contra él, las cuales ya había negado en algunos casos, y matizado en otros.

A medida que salen a luz más y más casos de abusos sexuales, aumenta la indignación y la presión sobre los acusados y su entorno, ya sean productores cinematográficos, como Harvey Weinstein; políticos como Franken o médicos, como el del equipo nacional de gimnasia de EEUU, Larry Nassar.

Como demuestra el movimiento #MeToo (Yo también), creado para poner fin al silencio ante los abusos sexuales y para que los Estados Unidos despierte ante estas agresiones.

Share this