Nuevo decreto para el sometimiento voluntario de los GAO

laud-grupos-armados-organizados-parescolombia.jpg
Foto: Pares Colombia

El documento tiene como objetivo estimular la dejación de armas de los integrantes de los Grupos Armados Organizados. Además brinda ayuda inmediata a ellos y a sus familias.

El Gobierno Nacional expidió el Decreto 965 del 7 julio de 2020, mediante el cual se define la nueva ruta de sometimiento individual a la justicia de integrantes de Grupos Armados Organizados – GAO en el país, que incluye beneficios jurídicos y socioeconómicos para quienes tomen la decisión de dejar las armas. A partir de la fecha todos los miembros de las disidencias de las Farc, el ‘Clan del Golfo’, ‘Los Pelusos’ y ‘Los Caparros’ podrán acogerse a la norma.

No obstante, la normativa especifica que la ruta para el ELN seguirá siendo la establecida en el Decreto 128 de 2003, compilado en el Decreto 1081 de 2015, por medio de la cual los integrantes de este grupo podrán seguir optando por la desmovilización individual.

El actual decreto 965, brinda alternativas de retorno a la legalidad de manera individual, fortaleciendo el accionar de la justicia, colaborando con la misión de la Fiscalía General de la Nación y de la Fuerza Pública, con un especial énfasis en la desvinculación de menores de edad que han sido reclutados forzosamente por los GAO.

La norma incluye de manera integral los derechos de las víctimas previstos en el procedimiento penal en Colombia, haciendo especial énfasis en el derecho a conocer la verdad. El mandato busca beneficiar a los miembros de los GAO que opten por la ruta de retorno a la legalidad y también se refiere a las ayudas socioeconómicas de su núcleo familiar.

Gobierno Nacional podrá disponer de condiciones especiales de reclusión para quienes habiéndose acogido al Decreto deban estar privados de la libertad. Conjuntamente fija el procedimiento para el sometimiento individual de los integrantes de los grupos y la ruta para acceder a los beneficios jurídicos que otorgará bajo la legislación penal ordinaria la Fiscalía General, a través del principio de oportunidad o de preacuerdos.

Cada uno de los que se acoja a la norma recibirá, desde el momento de manifestar su voluntad de sometimiento, la ayuda inmediata, es decir, alojamiento, alimentación, vestuario, atención en salud, transporte, apoyo sicosocial y los auxilios económicos para iniciar un nuevo proyecto de vida.

En el diseño y redacción del Decreto se tuvieron en cuenta tanto las sugerencias de diversos sectores de la sociedad civil como los comentarios y observaciones de la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo.

Información tomada de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

Share this