No disminuye la contaminación en Bogotá

LAUD Contaminacion 2 -.jpg
Foto: Inaldo Pérez

Debido a que la mala calidad del aire en la capital volvió a incrementase, el Distrito encendió de nuevo las alertas.

Por tercera vez la Secretaría Distrital de Ambiente decretó medidas para hacerle frente a los índices de contaminación en Bogotá. La primera fue hecha el 15 de febrero acompañada de la restricción de vehículos en el fin de semana siguiente con el pico y placa extendido, así mismo el cierre de algunas fábricas. La segunda tuvo lugar el 7 de marzo con aplicación de las mismas normas. Ahora se anunció alerta naranja para el suroccidente de la capital y amarilla para las demás zonas.

A diferencia de otras ocasiones en esta oportunidad no se realizará restricción a móviles particulares, ni a motocicletas, sólo a vehículos de carga pesada (más de dos toneladas) de 6:00 am a 10:00 am y camiones de más de siete toneladas en la Calle 13 entre la Avenida Boyacá y el Río Bogotá. Así mismo la prohibición del mantenimiento a los sistemas de control de emisiones de fuentes industriales.

La razón de esta decisión es que las predicciones meteorológicas para los próximos días son favorables a raíz de los fuertes vientos, así lo declaró el Secretario de Ambiente Francisco Cruz Prada “Las condiciones que se proyectan hacen que exista una posibilidad de disminución de contaminantes y por eso la medida de restricción no sería producente en este momento”. Escuchar entrevista.

El funcionario instó a los ciudadanos a tomar medidas voluntarias como no realizar quemas, dejar el vehículo en casa, apagar los carros de carga pesada mientras estén detenidos, etc. Por su parte recomendó evitar actividades físicas si se presenta dificultad respiratoria, no exponer a esfuerzos al aire libre a personas con problemas respiratorios, entre otros.

La alerta volvió de nuevo a razón de los incendios presentados en varias regiones del país entre ellas los Llanos Orientales, la Costa Atlántica y Bogotá. Lo que ha causado un incremento en la contaminación de algunos departamentos. En la capital se detectó en la mañana del jueves 28 de marzo el aumento en las estaciones de monitoreo de la Secretaría, motivo por el cual se dio el aviso para tomar medidas de inmediato que detengan el crecimiento.

No obstante, debido a la variabilidad del ambiente por factores como los vientos, las lluvias, la atmósfera, etc, la alerta pueda reducirse o al contrario mantenerse lo que generaría nuevas decisiones por parte del Distrito que implicarían otras medidas. Todo responderá a los promedios de resultados que arroje las estaciones los cuales son tomados cada 24 o 48 horas para decretar alarma, adicionalmente a las proyecciones del flujo de vientos y el comportamiento de la atmósfera.

La Administración Distrital cuenta con 13 estaciones fijas de control y una móvil de la Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá –RMCAB que registran las concentraciones de material particulado y revelan las variables de contaminación en el ambiente. Según Cruz Prada estas son las únicas tenidas en cuenta para decretar las alertas.

Share this