Veeduría alerta dificultad al comprar vivienda propia en Bogotá

laud-vivienda.png
Foto: fundacioncompartir.org

Entre 12 y 15 años tarda un ciudadano en pagar su vivienda propia como consecuencia del bajo ingreso que presenta.

La entidad concluyó que sí es difícil tener vivienda propia en Bogotá, basados en el precio y el ingreso de los hogares. “Primero se hizo un análisis internacional, teniendo en cuenta una base de datos colaborativa de más de 202 países, que incluye 300 ciudades en total. El primer resultado es que Bogotá ocupa el cuarto lugar dentro de las ciudades latinoamericanas donde es más difícil ser propietario de vivienda”, explicó en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, el veedor, Jaime Torres-Melo.

El Veedor señaló que tuvieron en cuenta la relación entre el valor catastral por metro cuadrado del inmueble y el ingreso promedio anual de los hogares, utilizando información dada por la Encuesta Multipropósito de Bogotá de 2017 y por la Unidad Administrativa Especial de Catastro Distrital (UAECD).

Con base en los cálculos descritos, un hogar en Bogotá puede tardar aproximadamente siete años para financiar completamente su vivienda. Este valor es mucho más elevado en los hogares ubicados en la periferia sur y sur occidental de la ciudad, específicamente, puede variar entre 12 y 15 años como consecuencia del bajo ingreso que presenta estos hogares, lo que dificulta la compra de vivienda. Algunos ejemplos son los hogares que viven en las UPZ Tintal Sur (14,7), El Porvenir (14) y Lucero (12,4). Mientras que ciertas UPZ como San Isidro-Patios y Chico LagoEl Refugio presentaron razones inferiores: 4,2 y 6,7, respectivamente.

“Esto quiere decir que un hogar puede pagar su vivienda durante 19 años, contrario a lo que sucede en ciudades más desarrolladas, donde hay mejores políticas para acceder a vivienda y el tiempo para pagarlas esta entre 6 y 8 años”, señaló el Veedor.

Este análisis, entre otros resultados, da cuenta que existe niveles bajos de ingresos a comparación de la gran demanda de vivienda en la Capital, “pero también da una gran conclusión y es la falta de suelo para la construcción de vivienda accesible a las familias bogotanas en la UPZ anteriormente mencionadas, las cuales tienen una sobre densidad de casi 250 habitantes por hectárea”. Escuchar entrevista aquí.

Bogotá en comparación con otras ciudades del mundo

De acuerdo con la medición precio-ingreso en 2018, Bogotá fue la cuarta ciudad con una mayor dificultad para ser propietario de vivienda. Este valor ha sido el segundo más bajo en los últimos cuatro años, a diferencia del 2017, cuando Bogotá contó con el indicador más elevado frente a las demás ciudades.

Por el contrario, las ciudades de San José, Miami y Washington, se destacan por destinar una menor proporción de sus ingresos a la compra de vivienda, lo cual se refleja al tener valores muy bajos de este indicador y al estar ubicadas en la zona verde del mapa de calor. En términos específicos, estos valores se encuentran en un rango de cinco a ocho años para la vigencia 2018: Washington (5,4), Miami (5,8) y San José (8,1).

Share this