Muchos aviones los de Twitter

Muchos aviones los de Twitter.jpg
Foto: AliExpress en español /LaLupa

Alejandra Azcárate y la esposa de un senador engañaron a los colombianos con trinos que se hicieron virales. 

La posverdad, ese término de frecuente uso volvió a ser protagonista, en esta ocasión por dos uribistas, advertimos que la idea con esta descripción no es estigmatizar, tampoco se puede hablar de una estrategia electoral, sino de un grave error en contra del buen nombre de una persona y el otro de una campaña publicitaria que engañó a miles de indignados en las redes sociales.

#SanciónSocialALasFarc

Fabio Vinasco fue víctima sin saberlo del odio en las redes sociales, después que Juliana Hernández esposa del senador Alfredo Ramos publicó un trino con una foto en el que se negaba a viajar con un “guerrillero” lo que despertó entre los simpatizantes de Hernández la creación de la tendencia: Sanción Social a las FARC. Más allá de considerar si el debate ético es apropiado, la verdadera polémica la dio a conocer el hijo de Vinasco,  Andrés, que denunció la estigmatización en contra de su padre.

Después de varios mensajes, convenció a Hernández de retirar el primer trino, además de escribir una  disculpa que consideró apropiada, finalmente, pidió a las personas no ofender  a  Juliana, tras su error. Sin duda Andrés Vinasco dio una buena lección del comportamiento en redes.

#Fo Alejandra Azcárate

Azcárate es una mujer que despierta muchas pasiones, en más de una ocasión ha sentido la bronca de muchos por sus comentarios que se alejan de ser políticamente correctos, algo casi obligatorio en los comediantes.

El más reciente caso que indignó en las redes sociales, fue un corto vídeo en el que se burlaba de un extranjero, que según ella, él emanaba un olor terrible, lo peor es que su compañero de asiento se reía sin entender nada. Claro, la indignación era natural, el vídeo era grosero, de mal gusto, sin embargo, todo fue una mentira o mejor una estrategia publicitaria que regalará unos tiquetes para viajar fuera del país con la conocida presentadora.

Estos son apenas dos casos que nos recuerdan que tenemos derecho a indignarnos, pero no a ofender a los demás, también vale la pena recordar que se debe tomar un tiempo antes de publicar en nuestras redes sociales.

Share this