MinSalud busca el mejoramiento de la atención de urgencias en el país

laud-urgencias.png
Foto: rcnradio.com

Dar mayor uso a los servicios preventivos de primer nivel, ampliar los horarios para consulta prioritaria e incentivar la medicina familiar, son algunas de las medidas que deben adoptar.

Los pacientes, los aseguradores y las instituciones de salud son los actores de la salud que tendrán que seguir las recomendaciones hechas por el Viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Iván Darío González Ortiz, luego de analizar el alto nivel de ocupación de las urgencias, especialmente en Bogotá.

El Viceministro destacó que, además, se requiere promover que los servicios de urgencias de baja complejidad tengan mayor capacidad resolutiva, especialmente en aquellos barrios o zonas donde se identifica una mayor demanda.

'Con medidas como esas podemos reducir la saturación en las salas de urgencias y que estos servicios funcionen para lo que fueron diseñados en realidad. La puerta de entrada al sistema de salud en Colombia no son las urgencias; si seguimos estas medidas, podremos lograr un mejor uso de los servicios médicos en el país”, aseguró el alto funcionario.

Con respecto a Bogotá, resaltó el trabajo que se ha hecho para que los servicios de urgencia adopten sistemas de atención más expeditos para atender brotes de enfermedades respiratorias e infecciosas, aprovechando la experiencia que tuvo el país con la influenza.

“El hecho de que un paciente no requiera la urgencia hace perder la oportunidad a quien verdaderamente sí la necesita', subrayó el Viceministro, quien agregó que al interior de los servicios de urgencia de la red pública hospitalaria de Bogotá se está trabajando para desplegar estrategias que permitan una revisión del flujo de pacientes dentro de cada institución.

Lo anterior con el fin de mejorar su eficiencia con rondas integradas, agilización de las ayudas diagnósticas, el establecimiento de procesos de planeación de alertas tempranas y la rapidez de traslado de pacientes a quirófanos o unidades de cuidado intensivo, y de estos a las salas de hospitalización.

Igualmente, el Viceministro exhortó a las instituciones y entidades prestadoras de salud (IPS y EPS) para que efectúen traslados oportunos de los pacientes que ocupan servicios en niveles de alta complejidad y que, por su condición de salud, no lo ameritan.

Adicionalmente, González recomendó poner en funcionamiento programas efectivos, como la atención médica domiciliaria, diseñados para que el paciente, desde su entorno familiar, tenga una recuperación con manejo integral en un tiempo no mayor a 14 días, que involucra, directamente, al cuidador, e incorpora, entre otros, la administración de medicamentos, manejo integral de curaciones, terapia respiratoria y rehabilitación.

Share this