Guayacán de Manizales, uno de los más resistentes a la contaminación urbana

laud-guayacan-de-manizales.jpg
Foto: Cortesía Jardín Botánico

Una de las especies más importantes en Bogotá, debido a su alta resistencia a la contaminación de la ciudad por material particulado PM10.

Así lo revelaron dos recientes estudios del Jardín Botánico de Bogotá, en los que además se destaca que los árboles de esta especie también soportan las condiciones de sequía y humedad de la capital.

Como parte del proyecto de inversión de investigación para la conservación de los ecosistemas y la flora de Bogotá, un equipo de expertos logró determinar que el guayacán de Manizales (Lafoensia acuminata), originario de los Andes colombianos, hace parte de la lista de especies vegetales indispensables para la ciudad, contribuyendo a la regulación climática y mejora la calidad del aire de los capitalinos.

EL material particulado PM10, un contaminante atmosférico causante de afecciones respiratorias y que además perjudica el crecimiento y óptimo desarrollo de las plantas en las áreas urbanas, logra soportar y tolerar este tipo de contaminación.

“Este resultado está basado en los rangos de tolerancia o sensibilidad de las especies vegetales ante la polución, el cual se calcula mediante el índice de tolerancia a la polución o Air Pollution Tolerance Index (APTI), que clasificar a las especies como tolerantes (APTI 30 - 100), con tolerancia intermedia (APTI 29 – 17), sensibles (APTI 16-1) y muy sensibles (APTI < 1).  En ese sentido, se pudo concluir que el guayacán de Manizales se encuentra en el rango de tolerancia a la contaminación, al tener un APTI entre 47-72” explica el Jardín en un informe.

La ciudad cuenta con 32.168 árboles. El guayacán de Manizales es una especie nativa que además se destaca por contribuir a la conformación de diferentes redes ecológicas con insectos y aves en la Bogotá.

Uno de los estudios realizados por el Jardín Botánico señala que este tipo de árboles se asocian con unas 40 especies de insectos, entre los que se encuentran escarabajos, polillas, avispas, abejas, míridos, cigarritas o cicadéllidos y moscas, entre otros.

Así mismo, el guayacán de Manizales en la capital, también es usado por diversos microorganismos, la mayoría de ellos hongos microscópicos, los cuales pueden vivir como endófitos en la planta, es decir, que viven en ella sin causarle ninguna afectación. Sin embargo, si se presentan condiciones de estrés es muy probable que estos microorganismos actúen como fitopatógenos, a excepción del Trichoderma, un hongo que logra impedir o reducir el efecto negativo de los fitopatógenos, ya que compite con ellos por espacio, sin afectar a su planta.

En las investigaciones realizadas por el Jardín Botánico también se destaca que el guayacán de Manizales es visitado por 17 especies de aves en la ciudad, la mayoría de ellas residentes.

Colibrí chillón (Colibrí coruscans), carbonero (Diglossa humeralis), toche (Icterus chrysater), azulejo (Thraupis episcopus) y azulejo palmero (Thraupis palmarum) son algunas de las aves que frecuentan y se alimentan del néctar de las flores y de los insectos asociados al guayacán.

Por su parte, otras especies como la torcaza (Zenaida auriculata) y la mirla (Turdus fuscater) se caracterizan por transportar material vegetal para la construcción de sus nidos en los árboles de guayacán, a lo largo y ancho de la ciudad. Además, se han observado diversas especies como el copetón (Zonotrichia capensis) y el cucarachero (Troglodytes aedon) cantando a tempranas horas de la mañana sobre los guayacanes bogotanos.

Share this