Martina Filjak en concierto

LAUD Martina_Filjak.jpg
Foto: Romano Grozich

Un repertorio de barroco y romanticismo en Bogotá.

La pianista croata, Matina Filjak (1978) tendrá un único concierto el jueves 23 de mayo a las 8:00 p.m. en el Teatro Estudio Julio Mario Santo Domingo.

Filjak nació en Zageb, entre sus logros más importantes sobresale el Concurso María Canals de Barcelona (2008), la medalla de oro, el primer premio Beethoven en el Concurso Internacional de Piano de Cleveland (Cleveland International Piano Competition) un año después.

Anthony Tommasinien The New York Times, se refirió a la artista como: Una pianista brillante, sensible e imaginativa, interpreta el instrumento con inventiva, técnica y naturalidad musical. El periodista además la resaltó como: una gran solista, una pianista para ver.

El año anterior visitó la capital de la República en un concierto especial que contó con la participación de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y con el director invitado Diego Naser, de Uruguay. En esa ocasión la música de Rossini, Liszt y Tchaikovsky fueron los protagonistas.

Para el próximo recital, repetirá a Liszt más obras de Haydn, Busoni, Bach, Berio. El repertorio tendrá más de 30 concierto para piano.

Según la información de prensa del teatro así será su recital:

El recital comienza con variaciones en fa menor Hob XVII:6 de Franz Joseph Haydn, una de sus últimas obras para teclado y, sin duda, una de las más complejas. Haydn la compuso para Barbara von Ployer, talentosa pianista y discípula de Mozart, y subtituló la obra como Sonata, un piccolo divertimento, pero es en realidad dramática y profunda.

Le sigue en el programa es Toccata y fuga en re menor (1889), de Ferruccio Busoni, a partir de la obra de Johann Sebastian Bach BWV 565. Busoni realizó esta trascripción, o como él decía, transposición para piano del famoso Preludio y fuga en re menor BWV 565 para órgano. Antes del intermedio, Filjak interpretará Preludio y fuga en la menor S.462/1, de Franz Liszt, transcripción a partir de la obra de Bach BWV 543.

En la segunda parte del concierto, la pianista croata se centra en el compositor austriaco Franz Liszt.  En 1862 el músico atravesaba una etapa difícil tras la muerte de su hija, por lo que se trasladó a Roma con la idea de vivir como un monje, y fue allí donde compuso las Deux légendes S175, dos piezas que son magníficos ejemplos de música programática, es decir, la que cuenta una historia o describe una situación, de la que Liszt fue un abanderado. Además, también fue un maestro de la transcripción y, en muchos casos, recreando trabajos de otros compositores en su propio estilo. Es el caso de las dos obras con las que finaliza este recital. En las Reminiscencias de Lucia di Lammermoor, ópera de Donizetti, y la Grande paraphrase de la marche de Donizetti composée pour Sa Majesté le Sultan Abdul Medjid-Khan, compuesta por el hermano mayor de Donizetti, Giuseppe.

Share this