Lula Da Silva héroe o villano

luiz-inacio-lula-da-silva.jpg
Foto: Foto:AFP

Beatriz Miranda, profesora de la Universidad Externado de Colombia nos acompañó en el programa ‘Revista de la Mañana’ para hablar sobre el panorama político en Brasil tras la detención del expresidente Lula Da Silva.

“Este es uno de los momentos de mayor desafío en la historia de Brasil. La operación Lava Jato puso en evidencia la corrupción histórica y sistémica del país, la falta de credibilidad de los partidos políticos y de sus representantes. La detención del presidente Lula Da Silva en una decisión que divide al país, para unos es un héroe y para otros es un villano”.

Además aseguró que las pruebas en contra del expresidente son jurídicamente frágiles “no se agotaron todos los recursos de derecho y se evadió la Constitución de Brasil, afectando el proceso electoral. Toda la investigación de corrupción cae solo sobre Da Silva, la justicia se volvió mediática y sensacionalista, generando una cacería de brujas. Lula es el primer preso político en el contexto de las posdictadura de Brasil, pues algunos de sus rivales en condiciones similares siguen libres y actuando”.

La profesora explicó porque Lula Da Silva sigue siendo el político más popular de Brasil pese a su condena por corrupción. “Su llegada al poder dio una luz de poder a Brasil. Un obrero que vivó las atrocidades de la dictadura brasileña  se convirtió en un símbolo histórico y de alguna forma dio la victoria a los movimientos sociales con el Partido de los Trabajadores (PT) creado por Lula. Él llega a la presidencia bajo la promesa de la lucha contra el hambre y la disminución de la desigualdad del país. Al final de ocho años de mandato sus políticas sociales logran sacar a 50 millones de brasileños de la pobreza, por eso Lula es una persona adorada por los sectores vulnerables. Además logró democratizar la educación, creando 13 universidades públicas en su mandato, dando oportunidad a las personas que estaba alejadas de los centros de pensamiento.

Para finalizar, Miranda dijo que el exmandatario desde la cárcel seguirá siendo el líder del PT, sin embargo será muy difícil por la Ley de Ficha Limpia en la cual se establece que una persona que está condenada por la justicia no puede presentarse a contienda electoral y por eso el Supremo Tribunal Electoral no aceptaría esta candidatura. Lo que llevaría al PT hacer una alianza con la izquierda reformista que tiene un perspectiva social y al mismo tiempo una responsabilidad con la estabilidad económica del País”.

Agregó la docente que se vislumbra un escenario lleno de fisuras. Un país polarizado y dividido que camina hacia un panorama electoral incierto, con candidatos débiles. Escuchar entrevista.

Share this