'Los muertos no mueren’, la nueva película de Jim Jarmusch

peliculaweb.png
Foto: THE DEAD DON’T DIE

Zombis a ritmo de country más un reparto fenomenal encabezado como Bill Murray y Adam Driver. La nueva producción de Jarmusch se debate entre un entretenimiento o una profunda crítica social.

Jim Jarmusch, emblema del cine independiente vuelve a sorprender con una propuesta masiva, ya lo había hecho con el género de los vampiros con ‘Sólo los amantes sobreviven’ (2013) y ahora con los zombis ‘Los muertos no mueren’ (The Dead Don´t Die) un divertimento ligero que se adentra en lo profundo de los Estados Unidos.

Las alteraciones climáticas, los cambios lunares y una anormalidad en el eje de la tierra hacen que los cadáveres vuelvan a la vida. Estos muertos vivientes son carnívoros, caníbales, no están obsesionados con los cerebros como es lo habitual, vale la pena recalcarlo, aquí nada es habitual, es un juego que necesita de la complicidad del espectador.

Seguramente, estamos ante el título más discreto de Jarmusch, aun así, hasta la cinta más mala de este director vale la pena disfrutarla.

Sin embargo, catalogarla como un mero producto de entretenimiento es injusto con el director, ya que se evidencia una metáfora pertinente a lo que somos como sociedad, nuestros vicios. Pensemos por un segundo que nosotros somos esos zombis que desperdiciamos nuestras vidas pasando nuestro tiempo pegado al celular.

Deambular mientras apenas gesticulamos nuestro vicio – Coca Cola. O – Internet. –Millonarios. Algo, que a pesar de nuestra muerte nos obsesione tanto que teniendo una segunda vida la seguimos desperdiciando en lo mismo.

Bob el ermitaño (Tom Waits) es el raro, lo que podríamos llamar en coro como el vago del pueblo, pero es el personaje que mejor comprende la naturaleza gracias a su observación de los animales e insectos. Este hombre que cuestiona la autoridad muestra constantemente sabiduría y respeto por los demás seres.

Más que un reparto parece una lista de cómplices, los dos policías protagonistas son los habituales Bill Murray (Flores rotas (2005)) y Adam Driver (Paterson (2016)), el veterano y el joven se complementan ante la extrañeza que están viviendo.

Otro veterano que da gusto ver es al caballeroso Danny Glover, como Hank Thompson, pero seguramente el mejor de todos los zombis es Iggy Pop.

Las actuaciones femeninas están lideradas por la sorprendente Tilda Swinton, la nerviosa y hasta desesperante Chloë Sevigny y una enigmática Selena Gomez.

‘Los muertos no mueren’ es un producto extraño en la cartelera de cine. Para las masas que aman los zombis se enfrentarán con un trabajo independiente, de autor. Y el público que sigue al director sufrirá porque su proyección en el idioma original es más que limitado y seguramente la podrán rechazar por ser una propuesta de muertos vivientes. No obstante, Siempre valdrá la pena ver una cinta de Jim Jarmusch.

 

Share this