Los Estados Unidos no debería avanzar el TLC con Colombia

TLCnota 1.jpg
Foto: asmedasantioquia.org

La coalición de grupos pide al congreso estadounidense oponerse al tratado de libre comercio con Colombia,sin abordar las causas profundas de la violencia. 

El día de hoy, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), junto con más de 400 organizaciones, académicos, e individuos de los Estados Unidos y Colombia, envió una carta al Congreso de los Estados Unidos pidiendo a los congresistas que voten en contra de la aprobación del tratado de libre comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos.

Las violaciones a los derechos humanos afectan a muchos sectores de la sociedad colombiana. El Plan de Acción Laboral que fue aprobado en abril por el gobierno colombiano después de discusiones con los Estados Unidos no ha terminado con la violencia contra los sindicalistas y defensores de derechos laborales, ni ha prohibido la tercerización laboral que obstruye la sindicalización de los trabajadores. El conflicto interno armado en Colombia sigue generando violencia y nuevos desplazamientos internos. Grupos armados ilegales aún ejercen su influencia sobre la economía legal, incluyendo sobre sectores económicos como las industrias extractivas y de la palma aceitera, la minería y proyectos de desarrollo de grande escala. Tomando en cuenta el ambiente persistente de violaciones a los derechos humanos, una aprobación del TLC fundamentada únicamente en la implementación de las primeras medidas formales del Plan de Acción Laboral, ignora los temas más profundos, y por lo tanto propiciará más violencia y desplazamiento interno.

“He pasado las últimas seis semanas escribiendo obituarios de activistas sindicales, defensores del derecho a tierras y líderes afrocolombianos e indígenas. La retórica deColombia no corresponde con la realidad violenta que se ve en el país”, dice Gimena Sánchez, Coordinadora Principal del Programa de los Andes en WOLA. “Si el Congreso estadounidense no se concentra en la cuestión de los derechos humanos, el desmantelamiento completo de los grupos armados ilegales y la protección enérgica a los derechos colectivos de los afrocolombianos e indígenas, estará facilitando nuevas violaciones a los derechos humanos y desplazamientos”.

Con mas de 5.2 personas desplazadas internamente, Colombia compite sólo con el Sudan por ser el país con más personas internamente desplazadas en el mundo. Las amenazas, los atentados, los asesinatos y los nuevos desplazamientos contra los defensores de derechos humanos y líderes afrocolombianos e indígenas continúan siendo un grave problema. El combate sigue, los herederos de los grupos paramilitares operan con impunidad y la justicia para casos de derechos humanos no se ha alcanzado. La semana pasada, Ana Fabricia Córdoba, una líder afrocolombiana de desplazados, fue asesinada en Medellín a pesar de haber denunciado repetidamente las amenazas contra su vida y haber exigido públicamente la protección de las autoridades.

“Nos agrada mucho ver a Colombia generando nuevas leyes y políticas públicas; pero aprobar leyes es mucho mas fácil que implementarlas”, dijo Geoff Thale, Director de Programas en WOLA. “Es demasiado pronto para que Estados Unidos declare una victoria en Colombia y avance con este TLC. Colombia tiene que demostrar resultados”.

 

Share this