Ley Estatuaria de la JEP es un compromiso de Estado

jep1 (1).jpg
Foto: COLPRENSA

Se ha generado una controversia alrededor de si el Presidente de la República objetará o no el Proyecto de Ley Estatutaria, la cual reglamenta los procedimientos de la Jurisdicción Especial de Paz, aprobado por el Congreso de la República y además fue objeto de control previo por la Corte Constitucional que le introdujo varios correctivos.

En este debate son varios los actores de la vida nacional que han querido sugerir o influenciar la decisión que tomará el presidente Iván Duque. Uno de ellos es el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, quien muy “preocupado” expuso sus razones para que el Primer Mandatario objete el mencionado proyecto.

Igualmente, el senador Álvaro Uribe, ha expuesto en medios de comunicación y redes sociales su interés de que se objete el proyecto. En su cuenta de Twitter a escrito: “Bueno que objeten la JEP, mejor eliminarla” y da las razones del por qué “Los delitos sobre menores quedan también en impunidad, cierra las posibilidades de extradición, se prohíbe a la Fiscalía la práctica de pruebas”, entre otros reparos.

Sin embargo, otros congresistas han mostrado su preocupación si se llega a rechazar, por ejemplo, Roy Barreras: “si se objeta una sola palabra del proyecto de ley estatutaria se estaría objetando lo que ha dicho la Corte cosa que no ha pasado jamás en la historia".

Y la representante a la Cámara, Juanita Goebertus, quien a través de las redes sociales le dice al Fiscal: “usted como ciudadano puede estar en desacuerdo con las decisiones de la Corte Constitucional, pero como funcionario público le corresponde acatarlas…Sus objeciones no son otra cosa que insistir en temas en los que la Corte no le dio la razón.”

Armando Novoa, director del Centro de Estudios Institucionales, dijo en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, que el Proyecto de Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, es el corazón o la columna vertebral del acuerdo de paz, por eso su importancia institucional y política.

Recalcó Novoa que una ley, según la Constitución puede ser objetada por el presidente, por razones del orden jurídico o por conveniencia, es decir por carácter político y no jurídico. Sin embargo, está de acuerdo con lo dicho por el procurador, Fernado Carrillo quien da cuatro razones para no objetarla: la primera es que si se objeta tendrá que volver a pasar por la Corte Constitucional. Segundo:  existe un “principio constitucional del cumplimiento de buena fe del Acuerdo”. Tercero, se corre el riesgo de la seguridad jurídica al ser “intangibles los fallos de la Corte Constitucional” y por último, el derecho que tiene la víctimas”.

Escuchar entrevista aquí.

Share this