Lenín Moreno desata una grave crisis política

LAUD ECUADOR.png
Foto: misionverdad.com

El país sufre un estallido social de tal magnitud, que el futuro político y económico del país se mantiene en vilo.

El gobierno declaró el Estado de Excepción en Ecuador en respuesta a las protestas por la eliminación de los subsidios a los combustibles.

César Ricaurte, director de Fundamedios habló en el programa ‘Revista de la Mañana’ sobre la crisis actual por la que atraviesa el país.

Para el Director “esta situación es una acumulación de varios factores que han provocado el descontento de varios sectores. Las manifestaciones se dan por parte de los actores sociales en especial por los movimientos indígenas y las centrales sindicales, además de las fuerzas leales al expresidente Rafael Correa que han sido muy activas en impulsar este paro de forma violenta y caótica”.

Con carreteras bloqueadas en 17 de las 24 provincias, Ecuador ha comenzado a ver los primeros efectos económicos de la crisis política: desabastecimiento de gasolina en algunas zonas del país, escasez de productos en mercados callejeros, especulación en el precio de alimentos y fletes, el aumento del precio del pasaje del transporte urbano en algunos municipios, además de las agresiones contra la prensa propiciadas en su mayoría por la fuerza pública y de los manifestantes.

Lea también: La crisis del combustible en Ecuador.

Ricaurte explicó que “los manifestantes exigen la renuncia del presidente Lenín Moreno, que se deroguen las medidas económicas en cuanto la eliminación de los subsidios a los combustibles, la explotación de minas especialmente a territorios protegidos, el desempleo y la mala economía que dejó el anterior gobierno. Por eso se da este estallido social después de 12 años de autoritarismo del régimen que mantuvo el control absoluto, no solo de los poderes del Estado, sino de la sociedad ecuatoriana”. 

En cuanto al movimiento indígena el invitado aseguró: “esta es una lucha de muchos años, desde el año 90 se han tomado las ciudades con el fin de defender sus intereses, a los líderes sociales que han sido encarcelados, entre otras exigencias,  por esta razón han aprovechado este espacio para alzar su voz de protesta”. 

Para concluir César Ricaurte dijo: “esta situación es muy triste, es muy difícil reconstruir esta problemática en un corto plazo, porque al final todos salen perdiendo. La única solución es lograr una negociación a través de las vías democráticas con los distintos actores de este conflicto social”. Escuchar entrevista.  

Share this