Las llamas arrasan un refugio de canguros en Australia

canguroweb.jpg
Foto: actualidad.rt.com

El santuario Wild2Free  que servía como refugio de 100 canguros, fue arrasado por las llamas y acabó con 78 ejemplares.

Los incendios que azotan Australia no dan tregua. Poco a poco se han ido conociendo las devastadoras consecuencias que tienen las llamas en el medio ambiente, entre ellas la cantidad de CO2 que arroja el fuego a la atmósfera, el costo económico que tendrá la recuperación del país, el tiempo que tardará el ecosistema en rehabilitarse y la cantidad de víctimas mortales.

Rae Harvey, creadora del refugio para canguros Wild2Free vio cómo las llamas arrasaron con su santuario en el que se dedicaba, desde hace 16 años a rescatar individuos de esta especie y los rehabilitaba para luego dejarlos en libertad, quedando atrapada en un muelle de la zona, mientras veía cómo las llamas acababan con su refugio.

“Todo estaba derrumbado y de los 100 animales que cuidaba, solamente quedan 22. La mayoría de ellos con notable deshidratación y quemaduras de considerablemente graves", manifestó Harvey.

Los incendios que desde septiembre invaden Australia se han presentado, principalmente, en la costa este y sur, que es donde vive la mayoría de la gente. Hasta el momento han emitido cerca de 349 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, así lo informó la plataforma Periodistas por el Planeta, quien cifra en 532 millones de toneladas las emisiones anuales totales vertidas por el país en 2018.

Desde septiembre se han quemado más de seis millones de hectáreas, causando la muerte de 480 millones de animales, han fallecido 24 personas, arrasó con 170.000 hectáreas de isla Canguro que servía de hogar para más de 100 mil koalas, y más de 1.588 casas quedaron reducidas a cenizas.

Debido a esta situación, primer ministro de Australia, Scott Morrison, confirmó recientemente la creación de una agencia dedicada a la recuperación de las zonas consumidas por el fuego que tendrá un presupuesto de cerca de 1.400 millones de dólares ($4,5 billones), y que durará dos años. El cual estará basado en un fondo de recuperación creado después del ciclón Yasi y las inundaciones de Brisbane, que ocurrieron en este mismo país en 2011. Para la época, el fondo pagó 3.9 mil millones de dólares ($12,65 billones) durante seis años para la recuperación de Australia.

Hace diez años, en Victoria, capital de Columbia Británica, las llamas causaron la muerte de al menos 189 personas, dejaron heridas a más de 500 y arrasaron con 450.000 hectáreas de bosque. Para esa época, recuperar los daños costó 2.8 mil millones de dólares ($9 billones).

La principal causa, es el clima, específicamente un fenómeno conocido como dipolo del Océano Índico, que genera un período de calor y sequía

En 2019, Australia tuvo una ola de calor que generó un período prolongado de sequía y los incendios comenzaron a propagarse, registrando dos veces un record de temperatura; 17 de diciembre se alcanzó un máximo de 40,9ºCelsius, y al día siguiente 41,9ºCelsius.

Con información de El Espectador

Share this