La violación y los abusos sexuales a menores es un 'problema nacional' en Nicaragua

Nicaragua.jpg
Foto: Radio HRN

Cada día, cuatro niñas son violadas en Nicaragua según datos de Medicina Legal.

Nicaragua cuenta con una de las tasas más altas de embarazos en niñas entre diez y catorce años en América Latina. Pero las estadísticas oficiales muestran que muchos de esos embarazos son producto de una violación.

La Policía Nacional de Nicaragua, hay 3.2 violaciones por día en ese país. Y la comparación de datos del año 2000 y 2009, establece que hubo un incremento de estos embarazos forzados, de 1,066 a 1,567 en el 2009, lo que implica un aumento del 47.9%.

Lo más preocupante de esta cifra, es que si quedan embarazadas producto de una violación el Estado las obliga a dar a luz. La mayoría de estos abusos son cometidos dentro de las viviendas o espacios públicos, por familiares o conocidos en el barrio o en la escuela.

El Gobierno de Nicaragua prohibió sin excepciones el aborto en 2006, incluso en los casos de violaciones o riesgo de muerte para las mujeres. Lo que ha hecho que mujeres y niñas con dificultades en sus embarazos están llevando a cabo abortos de manera clandestina, unas prácticas que desencadenan problemas médicos.

Además varias entidades que siguen de cerca esta problemática aseguran que no existe seguimiento de parte de alguna institución del Estado.

Según Marta María Blandón, directora de IPAS "En Nicaragua no hay opciones para una niña que sufre violencia sexual y como resultado queda embarazada” “Hace diez años, con la penalización del aborto en Nicaragua, en este país a la niña no le queda otro camino que parir, y una vez que la niña pare, tampoco es bien visto que se le ofrezca que dé al niño en adopción, porque existe todavía el estigma de que la madre que engendra tiene que criar, así se trate de una niña de nueve años.

Share this