La pesadilla del sueño americano

INMIGRANTES.jpg
Foto: LaPrensa.hn

Gran indignación se ha creado debido a  la política del gobierno del presidente Donald Trump de separar a los menores de sus padres.

Los niños no dejan de llorar y llamar a sus padres después de haber sido separados de ellos tras intentar entrar al país de manera ilegal. Los niños se encuentran en instalaciones donde existen unas grandes jaulas que, además de ser para inmigrantes adultos, ahora son utilizadas para albergar a los menores.

Foto: www.clarin.com

Los padres enfrentan el enjuiciamiento, ahora están en prisiones federales, donde sus hijos no pueden estar con ellos.

Foto: www.clarin.com

En los últimos días, las tomas de posición por la política inmigratoria fueron creciendo. Son 2.342 menores que entre el 5 de mayo y el 9 de junio fueron separados de sus familias al ingresar clandestinamente al país, de acuerdo con datos oficiales.

El presidente estadounidense, Donald Trump, adelantó que firmará una medida  para afrontar el problema de la separación de los niños inmigrantes de sus padres en la frontera sur, que ha generado numerosas críticas en el país y el mundo.

"Vamos a firmar una orden ejecutiva en un rato para mantener juntas a las familias, pero aun así tenemos que seguir siendo duros o nuestro país quedará desbordado" por los inmigrantes, aseguró Trump.

El mandatario afirmó que su medida será "preventiva" y pronosticó que el Congreso acabará aprobando "legislación" sobre el tema.

Las separaciones de familias en la frontera son consecuencia de la política de 'tolerancia cero' que puso en marcha en abril el Gobierno de Trump y que lleva a presentar cargos criminales contra cualquier adulto que cruza irregularmente la frontera con México, quien es separado entonces de los niños con los que viaja.

Foto: www.clarin.com

Lea también: Día Mundial de los Refugiados: la peor crisis humanitaria.

EE.UU. abandona el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

La decisión de Estados Unidos llega en medio de las intensas críticas recibidas por el gobierno de Donald Trump por su política de separar niños inmigrantes de sus padres.

El gobierno anunció que abandona el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. "Quiero dejar muy claro que al dar este paso no nos estamos retirando de nuestros compromisos con los derechos humanos" dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley.

El país se había unido al Consejo de DD.HH. en 2009, bajo el mandato del presidente Barack Obama.

Share this