La lluvia no da tregua en Bogotá y en Cundinamarca

rio Bogota.jpg
Foto: Ideam

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios ambientales - IDEAM emitió alerta roja por el incremento en el nivel del río Bogotá.

Ante la probabilidad de crecientes súbitas en otros afluentes de la región, el organismo advirtió de un ascenso moderado de los niveles del río Bogotá. Por ello, recomendó prestar “especial atención” a sus zonas ribereñas bajas, especialmente en el sector aledaño a la vía Chía-Cota, así como en varias zonas de localidad de Suba (incluyendo la vía Suba-Cota).

El IDEAM también hizo un especial llamado ante eventuales riesgos  en las cuencas alta y alta del río Bogotá, así como en la cuenca del río Tunjuelo. “Los niveles del río permanecen en el rango de medios a altos (condición hidrológica normal para la época del año). Se prevé que la tendencia de ascenso moderado se mantenga para los siguientes días y por lo cual se presentarán tránsitos de onda de crecida” mencionó la entidad.

  • Cuenca alta: se prevé un aumento de los niveles del río Bogotá, aunque las crecidas son amortiguadas por los embalses de Tominé, Sisga y Neusa. Sin embargo, debido a las posibles crecidas, se recomienda especial atención en zonas bajas de los municipios de Chía, Cajicá, Cota y los vecinos a la laguna de Fúquene.
  • Cuenca media: especial atención para zonas bajas de Funza, Mosquera, el Distrito Capital y parte del municipio de Soacha, ante el eventual incremento de los ríos Salitre o Juan Amarillo, San Francisco, Fucha, Tunjuelo y Balsillas, afluentes al río Bogotá.
  • Cuenca del río Tunjuelo: especial atención para este río y para sus principales afluentes, como son las quebradas Yomasa, Santa Librada, Hoya del Ramo y Chiguaza por su margen derecha y las quebradas Yerbabuena, Trompetas, de Limas y Terreros por su margen izquierda.

A su vez, el IDEAM declaró alerta por la probabilidad de crecientes súbitas en ríos de Cundinamarca y Boyacá y prestar especial atención por las condiciones de los ríos Calandaima, Negro, Minero, Sumapáz, Apulo, Villeta, Suárez, Cobre, Moniquirá, Somondoco y demás afluentes y quebradas de la zona.

En materia de deslizamientos de tierra, le entidad emitió alerta naranja en Bogotá y 10 municipios de Cundinamarca (Cáqueza, Guaduas, Quetame, La Calera, La Mesa, La Vega, Ubalá, Guayabetal, Medina y Soacha). La alerta amarilla se extiende también para más de 70 poblaciones de la región.

Share this