La improvisación de la implementación de las tabletas en los taxis

Penalosa.png
Foto: El Tiempo

La idea de la Alcaldía de Bogotá de  implementar  la nueva tecnología en los amarillos hasta ahora se quedó en un proyecto.

Del afán no queda sino el cansancio, es la lección que parece entender  la administración de la ciudad que paró la implementación de las tabletas, luego de que el Consejo de Estado suspendiera los efectos de la resolución 2163, porque el Ministerio de Transporte no había tenido en el concepto de la Superintendencia de Industria y Comercio para hacer cambio.

Aunque, la Alcaldía decidió inicialmente continuar  con la implementación por considerar que la falla era de forma y no de fondo, a finales de junio del 2018 decidió frenar el cambio de tecnología respetando la decisión del Consejo de Estado.

No es un secreto que los usuarios que toman el servicio de taxis se quejan de los taxímetros por considerar que muchos puedan estar adulterados, “el muñeco” como es conocida esta manipulación parecía tener los días contados cuando en agosto del 2017 el Alcalde anunció un nuevo método que le informaría al pasajero el valor de la tarifa al inicio del recorrido, muy parecido al método que usa Cabify y Uber.

Esos días contados eran hasta el 31 de diciembre del 2017, luego se habló de mayo del 2018, también se dijo que el cambio dependía según el número final de la placa. La realidad es que en julio del 2018 la implementación esta frenada y según el Distrito solamente 3 mil taxis de más de 50 mil han instalado la tableta.

En el programa Revista de la Mañana hablamos con el experto en movilidad Fernando Rojas sobre esta idea que hasta ahora es un proyecto.

“Es una idea interesante en la medida que ayudaba a garantizarle seguridad, confianza a los usuarios” dijo el invitado. Pero fue crítico en la manera como se iba a implementar,  ya que lo único que hizo la alcaldía fue el anuncio y no consideró ni el cómo ni para cuándo se realizaría el cambio.

Otro de los vacíos que resalta el experto es quién paga la tableta, quién las vende, cómo, a qué precio, quién las instala. Para Fernando ese costo lo pagaría el conductor. Además, los pasajeros se pude ver afectados, ya que para muchas personas mayores se les dificulta escribir de manera electrónica.

Otra de las variables que el sistema no tiene en cuenta es el recargo de días festivos, es decir la aplicación le falta mucho para desarrollar dice el experto.  

Vamos a cumplir en agosto un año del anuncio del alcalde que es lo único que hay claro, el resto es solo especulación.

Share this