La importancia de reducir plásticos de un solo uso

plastico laud.jpg
Foto: elcolombiano.com

Los contaminantes plásticos de un solo uso son aquellos que se usan y se tiran.

Cada minuto se compran un millón de botellas de plástico en el mundo, es decir, año se usan 500.000 millones de bolsas; casi una tercera parte de todos los envases de plástico salen de los sistemas de alcantarillado y ocho millones de toneladas acaban en los océanos cada año, amenazando la vida marina.

Las estimaciones de la ONU muestran que, de continuar así, para el 2050 habrá 12.000 millones de toneladas de desechos plásticos en los basureros y en la naturaleza.

En Colombia, la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes del Senado aprobó por unanimidad en primer debate el proyecto de ley que busca prohibir la fabricación, importación, venta y distribución de plásticos de un solo uso. Sin embargo, para la aprobación final de la ley faltan aún tres debates en el Congreso.

Plásticos de un solo uso que hacen parte de nuestra vida diaria

Cubiertos desechables, los platos desechables, pitillos de plástico, mezcladores, palos para globos, copitos de algodón, los envases y empaques de plástico para alimentos, los vasos para bebidas y las bombas. A diario se usan y se desechan. Y, a muy a pesar de los programas de reciclaje, una estadística aterradora de la ONU asegura que solo 9 por ciento de los nueve mil millones de toneladas de plástico que se han producido en el mundo ha sido reciclado.

La mayoría de la basura marina está compuesta de plástico, entre el 60 y el 80 por ciento y aunque la composición y la cantidad varían según la región, la contaminación plástica se puede encontrar en todos los océanos del mundo, sin embargo, la mayor concentración está en las zonas costeras y en los entornos de arrecifes. La mayoría de esta basura se origina a partir de fuentes terrestres.

La ONU dice que, si no buscamos alternativas, para el año 2050 habrá más plástico que peces en el mar. 

Share this