La frontera colombo-venezolana sin doliente

laud-fundacion-paz-y-reconciliacion-laud (1).jpeg
Foto: LAUD

Un revelador estudio evidencia el incremento de grupos armados organizados, economías ilegales y homicidios en los siete departamentos que limitan con Venezuela.

Durante un año la Fundación Paz y Reconciliación – PARES realizó un trabajo de investigación con expertos ubicados en la Guajira, Norte de Santander, Arauca y los Llano Orientales donde registraron la grave situación de seguridad que vive la frontera colombo-venezolana. El informe que lleva como nombre ‘Sin Dios ni ley’ y recopila los casos de violencias ocurridos durante el periodo de 2012 a 2019.

“Nosotros quisimos dar cuenta de cuál es el mapa de la seguridad… Detectamos que en total hay 28 estructuras armadas ilegales, entre ellas el ELN, el Clan del Golfo, Los Rastrojos, 10 disidencias de las FARC-EP, EPL y grupos criminales transnacionales. Básicamente toda la frontera está tomada por la ilegalidad, la institucionalidad controlaría solo los pasos legales”, expresó en LAUD 90.4 FM ESTÉREO, Ariel Ávila subdirector de la Fundación.

El entrevistado señaló que la presencia de dichos grupos ha incrementado las economías ilícitas donde la población ha sido la más afectada: “Aunque el narcotráfico es el delito más común le sigue muy de cerca la trata de personas con fines explotación sexual… esclavitud laboral. En el Catatumbo utilizan población venezolana durante meses para raspar coca y los asesinan para no pagarles. Está tan deteriorada la seguridad que hasta en Cúcuta ya hay cultivos”. A esto se le suma el contrabando de gasolina y ganado y tráfico de armas. Escuchar entrevista.

El estudio indica que los pasos fronterizos ilegales son controlados por los grupos criminales y hacen cobros a los ciudadanos que transitan entre Colombia y Venezuela y cuando los gobiernos cierran los puentes oficiales, los subversivos incrementan exponencialmente el valor.

Según León Valencia, director de PARES, la preocupación mayor es que el Gobierno Nacional no presta mayor interés en velar por la seguridad de la frontera, pues su prioridad está en las relaciones con el gobierno venezolano ubicado en Caracas, por tanto, hay despreocupación de las dos naciones por erradicar el problema de violencia e ilegalidad fronteriza.

Entre los datos revelados se registran 4.911 personas asesinadas, muchas de ellas víctimas de desaparición forzada, 71.561 personas expulsadas de su territorio, 203 secuestros. Los más afectados son los 35 municipios ubicados en los límites del país pertenecientes a los departamentos Vichada, Guainía, Arauca, Boyacá, Cesar, Guajira y Norte de Santander. Los datos detallados pertenecen a Colombia, se desconocen los casos ocurridos en los estados fronterizos de Zulia, Táchira, Apure y Amazonas en Venezuela.

Ver el informe completo aquí.

Share this