A la espera de la recuperación del aire

laud-alerta-amarilla-consultorsalud.jpg
Foto: Consultor Salud

Los incendios forestales, baja presencia de nubosidad y el cambio de intensidad en el clima de la capital no han permitido que se levante la alerta amarilla.

El pasado 6 de febrero la Secretaría de Ambiente decretó alerta amarilla en las localidades de Kennedy, Fontibón, Bosa, Puente Aranda y Ciudad Bolívar debido al incremento de material particulado presente en el aire. Pese a que en el transcurso de la semana se ha presentado mejoramiento de la contaminación de la atmósfera, los cambios de niveles no han superado las 48 horas seguidas, lo que conlleva a que la declaratoria se mantenga.

Así mismo, el incremento de la temperatura en el día, las heladas en la madrugada y la baja presencia de nubosidad en la Sabana están generando fenómenos de inversión térmica de mayor intensidad. A esto se le suma la activación de puntos calientes en la Amazonía y Orinoquía, los fuertes vientos y los incendios forestales. Dichos factores no favorecen la calidad del aire.

Carolina Urrutia, secretaria de Ambiente, expresó desde su despacho que el 21% de la contaminación proviene de la industria; el 79% del transporte (39% pertenece a vehículos de carga): “Aunque entendemos la situación que atraviesan muchos de nuestros transportadores y que han manifestado en los últimos días, nuestra responsabilidad es cumplir una norma nacional y defender la salud de los bogotanos… estamos comprometidos desde la secretaría a acompañar a los conductores para que en mesas de trabajo con el Gobierno Nacional, se aseguren el acceso a  las herramientas para hacer la conversión tecnológica”.

La funcionaria señaló que desde que se implementó la medida se han realizado 356 comparendos ambientales a móviles y 152 a vehículos de carga. Inmovilizados han sido 163 particulares y 57 de carga. De igual manera se han sancionada ocho empresas que no cumplen con las normas ambientales.

Finalmente, Urrutia aseguró que la población más afectada por el material particulado son los propios conductores de los móviles contaminantes, los menores de cinco años y los mayores de 60. Escuchar audio.

Share this