La educación y su aporte a la paz del país

GRUPO EDUMOTICON FCE UNIVERSIDAD DISTRITAL 2019_0.jpg
Foto: Semillero Edumoticon

El semillero ‘EdumoTiCon’ de la Universidad Distrital, recibió un importante reconocimiento por parte de la Alcaldía de Bogotá y del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación.

Liderado por la Docente Diana Landazábal e integrado por estudiantes de la Licenciatura en Ciencias Sociales de la Facultad de Ciencias y Educación de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, el semillero de Investigación ‘EdumoTiCon’ fue protagonista del ‘Primer Congreso de Semilleros y Grupos de Investigación por la Paz’ organizado por el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación.

Realizado el pasado 28 de noviembre en Bogotá, este escenario contó con la participación de diferentes equipos de jóvenes universitarios que, gracias a su aporte académico a la paz, intercambiaron experiencias buscando visibilizar y socializar sus iniciativas estudiantiles en las universidades de la ciudad para la construcción de la paz y la reconciliación.

Así mismo, esta jornada tenía como propósito contribuir a la creación de espacios para que los jóvenes y sus profesores respaldaran con sus iniciativas, estos procesos en tiempos de posconflicto a partir de un intercambio de experiencias académicas desde las aulas de clase.

Por ello, el Semillero ‘EdumoTiCon’, fue reconocido por sus avances y logros en la construcción de paz y memoria histórica en Bogotá, teniendo en cuenta su aporte en las dinámicas pedagógicas aplicadas con estudiantes de colegios en la ciudad y en el municipio de Tibacuy en Cundinamarca.

Ante esta importante noticia para la Universidad Distrital, la docente Diana Landazábal y el estudiante Cristian Ardila; dialogaron con LAUD 90.4 FM ESTÉREO sobre este proyecto y frente al reconocimiento adquirido gracias a su trabajo investigativo y pedagógico. “Decidimos participar en la convocatoria dado que llevamos haciendo un trabajo importante sobre educación emocional y consideramos que es un aporte para la paz”, explicó la catedrática. Escuchar entrevista.

Así mismo, dijo que, al estar el país en una coyuntura de posconflicto, es una responsabilidad y un compromiso de la academia, generar esta clase de didácticas con las futuras generaciones. “La paz empieza por cada uno de nosotros y consideramos que reconocer el tema de las emociones es importante, porque es una manera de hacer reconocimiento de quién es el otro”, complementó.

Por su parte, el estudiante Camilo Ardila, exaltó la trascendencia de este galardón, indicando que es un impulso para continuar con el propósito de construcción de paz a través de los procesos formativos con niños y jóvenes. “Esta labor y este reconocimiento es algo muy grato, porque vemos que todo este esfuerzo que se ha hecho en materia de educación ha tenido fruto, que ha tenido ese impacto determinado en la construcción de paz”.

Ver entrevista completa aquí.

Share this