La cumbre C40 y sus compromisos para combatir la crisis climática

cumbre 1.jpg
Foto: Europa Press

Estas fueron cinco de los compromisos principales que resultaron del encuentro.

La cumbre del Grupo de Liderazgo Climático C40 se cerró este sábado en Copenhague tras cuatro días en los que reunió a representantes de más de 90 urbes y otros líderes políticos, empresariales, científicos y activistas, buscó transformar en medidas concretas la lucha contra la crisis climática.

El objetivo del encuentro en el que participaron urbes como Madrid, Lima, Nueva York y Barcelona, fue transformar en medidas concretas el objetivo común de reducir las emisiones contaminantes.

Estos fueron los cinco principales compromisos adoptados a raíz de la cumbre.

Un nuevo pacto verde

Las urbes se comprometieron a impulsar acciones para que el aumento de la temperatura global a finales de siglo no supere los 1,5 grados, mediante un pacto verde global que reconoce la urgencia de la situación, el cual aspira a reducir las emisiones en los sectores más contaminantes: el transporte, la industria, la construcción y el tratamiento de los residuos.

Favorecer una dieta sana

Catorce ciudades, entre ellas Barcelona y Lima, acordaron aplicar para 2030 un conjunto de políticas que estimulen una dieta más saludable y sostenible entre sus habitantes, con la que buscan reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero

La declaración apuesta por reducir los desperdicios, dar prioridad en las compras públicas a productos orgánicos y alimentos equilibrados y nutritivos, y hacer accesible esa compra entre sus ciudadanos.

Mejorar la calidad del aire

Una treintena de ciudades se comprometieron en Copenhague a mejorar la calidad del aire que respiran sus habitantes, que superan en conjunto los 140 millones, con la puesta en marcha de políticas al respecto de aquí a 2025.

Para los firmantes el aire puro es un derecho humano y pretenden evitar 40.000 muertes anuales por polución atmosférica a través de medidas como la expansión del transporte con bajas o cero emisiones, promover combustibles para calefacción y cocina más limpios e incentivar el uso de la bicicleta.

Construcción limpia

Copenhague, Oslo y Estocolmo acordaron impulsar regulaciones y políticas de diseño para reducir el uso de combustibles fósiles en el sector de la construcción.

Según un informe difundido en la cumbre, señala que las emisiones de edificios e infraestructuras podrían reducirse un 44 % en 2050 mejorando la eficiencia en diseño de materiales, sustituyendo materiales con altas emisiones por madera sostenible, usando cemento bajo en emisiones y reutilizando componentes.

Colaboración con jóvenes activistas

El grupo de ciudades C40, compuesto por 94 grandes urbes, anunció la creación de una iniciativa global para la juventud que permita la cooperación entre alcaldes y líderes de movimientos climáticos en todo el mundo con el objetivo de impulsar el nuevo pacto verde global.

Con información de El Espectador.

Share this